Gavel no puede ser policía… Por ser demasiado cariñoso

Gavel no puede ser policía… Por ser demasiado cariñoso

Escrito por: Ildefonso Gómez Herrera    6 julio 2017     Sin comentarios     1 minuto

Gavel es un cachorro de perro que iba a ser entrenado para policía. Sin embargo, ha tenido que ser relegado a otra tarea debido al cariño que tiene.

En cuanto a tipos de perros, hay de todo. Desde aquellos que resultan feroces y lo son, hasta los que iban destinados a un determinado tipo de trabajo y, finalmente, son relegados a otra opción. Esto es algo parecido a lo que le ha sucedido a Gavel, un cachorro de perro que inicialmente iba a ser un perro policía. Concretamente, a las fuerzas de Queensland, en Australia. Se quería que ofreciera ayuda al estado. Aunque al final no podrá ser.

Hay que tener en cuenta que ya había trabajadores preparados para entrenar al animal, aunque es evidente que los propios oficiales se dieron cuenta de que algo no estaba bien. De hecho, cuando le daban órdenes no las respondía, sino que se dedicaba a saludar a la gente. Lo que pasó fue tan sencillo como ganarse el cariño de todas las personas que había en la academia. Es evidente que no servía para ser policía.

Aunque Gavel no pueda ser perro policía, ya tiene un nuevo trabajo: el perro de las ceremonias del estado. Desde febrero de este año cumple una tarea muy sencilla: saludar a los visitantes y turistas de la Casa de Gobierno de Queensland. No hay duda de que este objetivo sabe cumplirlo con total eficiencia.

Gavel es un perro muy cariñoso, y no preparado para desempeñar labores de policías. Sin embargo, su encanto sí sirve para desempeñar otras tareas, como las que le han encomendado. Y está claro que sabe llevarlas a cabo de muy buena manera. Si alguna vez le dieron un sueldo, estaría más que merecido.

Vía | The Telegraph


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.