14 marzo 2017 Enfermedades

Perro

El cáncer en los animales existe. Y ya ha dado más de un susto. Afortunadamente, tal y como sucede en las personas, es posible poner en marcha algunas medidas que permitan prevenir esta enfermedad. Mencionar que la dolencia no se diferencia en exceso de la que tienen los seres humanos, por lo que algunos de los síntomas también son parecidos.

En los perros, los cánceres más habituales son los de huesos, los linfomas, el cáncer depiel, el tumor de mama y los tumores venéreos transmisibles. Además, algunas razas como el Pastor Alemán, el Bóxer, el Franch Poodle o el Bernés de la Montaña son más proclives a sufrirlos. En todo caso, también es cierto que, si seguimos una serie de recomendaciones, tendremos la oportunidad de evitar en cierta manera que el cáncer se desarrolle.

Una de las recomendaciones más importantes que se suelen esgrimir es la de esterilizar a los animales, evitando los tumores venéreos. Eso sí, se trata de una operación un poco radical que no resulta aconsejable en muchos casos. Lo que sí podéis hacer es propiciar un ambiente sano en el propio hogar, evitando, en la medida de lo posible, los productos de limpieza, los insecticidas y los productos químicos que pudieran contener elementos cancerígenos.

Otro consejo: tened cuidado con las vacunas y los antiparasitarios, limitandoos únicamente a los necesarios. Se incluyen los externos y los internos. El estrés también es uno de los enemigos de los perros, además de poder provocar cáncer. Si evitamos las situaciones estresantes ayudaremos al animal.

Por último, prestad atención a los signos que podrían indicar que algo no va bien en la salud de las mascotas. Algunos de los síntomas que evidencian la aparición de un cáncer son los olores inusuales en la boca, la nariz o el ano, la pérdida del apetito, una disminución del peso repentina y sin causa aparente, o la presencia de heridas que no cicatrizan fácilmente. Prestad especial atención a los vómitos, diarreas y distensiones abdominales que sean de frecuente aparición.

En definitiva, sabed que el cáncer en los animales existe y que, además, puede provocar más de un susto. En todo caso, gracias a los consejos que os hemos dado es posible prevenir su aparación, incluso evitándola en algunos casos.

Vía | WebMD
Foto | Pexels – Carlos Castilla

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *