9 julio 2009 Curiosidades, Domésticos, Salvajes

animales hibridos 2

En la naturaleza existen muchos ejemplos de especiación híbrida, sobre todo en plantas, aunque cada vez se están descubriendo más casos en animales. La naturaleza está siempre haciendo experimentos al azar, que a veces tienen éxito.

No es un fenómeno raro: numerosas células de nuestro cuerpo lo han experimentado. La abundancia de mestizaje entre los seres vivos muestra que hay muchas formas de salir adelante en un ambiente determinado.

Los híbridos pueden aparearse con sus hermanos y otros parientes cercanos para no perder su identidad, así como autofecundarse o recurrir a la reproducción asexual. Ya que estas pautas son más comunes en plantas que en la fauna, hay más variedades de este tipo en el reino vegetal.

La hibridación es una estrategia de supervivencia para algunos organismos que relajan sus normas de cruzamiento si las condiciones empeoran.

Por otra parte, se suele asociar erróneamente ‘hibrido’ con ‘vigor’. Tambien se explica porque los híbridos poseen menor carga de alelos recesivos letales o perjudiciales.

Una de las más impresionantes es el ‘ligre’, resultado del apareamiento entre un leon y una tigresa. El gigantesco llega a medir 4 metros y recuerda más al primero en su aspecto, si bien presenta rayas desdibujada de la segunda. Sus patas son relativamente cortas y gruesas, y conserva siempre, a pesar de su tamaño un aire de cachorro desvalido.

El ‘tigon’ fruto del cruce entre tigre y leona, es parecido, pero más estilizados y menor que los padres.

Los ‘leopoes’ mezclan de leopardos y leonas con características físicas intermedias entre las dos especies. Suelen subir a los árboles y disfrutar del agua como los primeros, aunque las hembras presentan problemas al tener que elegir entre la vida solitaria del leopardo y la social de la leona.

Otros ejemplos exóticos son los ‘pumapardos’ (puma + leopardos) y el curioso ‘tigardo’ (tigre + leopardesa) que presenta tanto manchas como rayas en su pelaje.

En muchos otros grupos de mamíferos también se producen interesantes combinaciones. Los équidos hibridan fácilmente, a pesar de que, a veces, las especies poseen un número de diferentes cromosomas, lo que acarrea problemas de esterilidad, como indica el caso ya citado del mulo. En Europa Central es una tradición la mezcla de perros con lobos. Los hijos son fértiles, porque los canes domésticos se separaron de los lobos hace muy poco tiempo y aún pertenecen a la misma especie.

Recientemente también se han conseguido resultados potencialmente interesantes para la ganadería, como la cama, obtenida inseminando artificialmente una llama con el esperma de un dromedario.

En las aves, son especialmente vistosos los cruces de los galliformes –gallinas, urogallos, faisanes- que se dan con bastante frecuencia en la naturaleza.

Si las piezas no encajan como corresponden, los híbridos presentan rasgos estrafalarios. Los biólogos suelen referirse a ellos como ‘monstruos prometedores’.

Fuente | Hydrid speciation. James Mallet
Vía | Messybeast

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *