27 enero 2009 Curiosidades, Medio Ambiente

rioguadalora0.jpg

La Consejería de Medio Ambiente ha convocado por tercer año consecutivo el programa de voluntariado ambiental Andarríos, con el objetivo de impulsar la participación e implicación de los ciudadanos en la conservación y mejora de los ecosistemas fluviales de Andalucía.

Esta iniciativa está dirigida a todas las asociaciones, conservacionistas, culturales, juveniles, deportivas, de vecinos, etc; ubicadas en cualquier población cercana a un río o a una zona de ribera; que quieran contribuir, de forma altruista y voluntaria, a la mejora y conservación sus ríos.

Los voluntarios que quieran participar en este programa deberán realizar una jornada de inspección recorriendo al menos una vez al año y durante los meses de primavera uno o varios tramos de río, para hacer un diagnóstico ambiental del mismo.

Para el desarrollo de esta actividad, la Consejería de Medio Ambiente facilitará a los grupos participantes en la campaña una serie de fichas de tramo y de datos en las que se reflejen datos sobre la calidad ambiental del río (parámetros físico-químicos, biológicos e impactos ambientales), la guía de acción voluntaria Conservación de ríos, una mochila en la que se incluye todo el material necesario para el diagnostico ambiental del río y un cuaderno de identificación de especies. Las asociaciones participantes deberán designar un coordinador y un equipo de, al menos, cinco personas, que desarrollen la actividad.

rioretortillo-1.jpg

Los interesados en participar en esta campaña pueden presentar su solicitud antes del 15 de febrero en las distintas delegaciones provinciales de la Consejería de Medio Ambiente o rellenando un formulario electrónico. Para más información se puede consultar la web

En la última edición participaron en este programa 700 voluntarios, pertenecientes a 116 asociaciones y entidades sociales, que adoptaron 166 tramos de cien ríos diferentes de toda Andalucía para realizar un diagnóstico ambiental.

Andalucía cuenta con una extensa red hidrográfica de aproximadamente 46.000 kilómetros, de la que un 62% está dentro de algún espacio natural protegido. Además de controlar la erosión y las avenidas fluviales, los ríos soportan hábitats en los que viven numerosas comunidades animales y vegetales, funcionan como corredores ecológicos y sirven de lugar de ocio para los ciudadanos.

Vía| Econoticias

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Timanfaya, un paraíso volcánico 17 enero 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *