25 mayo 2009 Bioficha, Curiosidades, Domésticos

gato_azul_ruso.jpg

Es considerada una de las más antiguas razas de gatos, proveniente del norte de Rusia; a mediados del siglo XIX, atravesaron el océano y se establecieron en Gran Bretaña, donde compitieron en el Crystal palace con otros gatos azules pero sin que fueran reconocidos aún como raza independiente. Más tarde, por ser tan reducido el número de ejemplares, los azules rusos fueron cruzados con azules siameses, sin obtener los mejores resultados en cuanto a las características morfológicas de los descendientes.

Por tales motivos, existen múltiples variantes del azul ruso, por su amplia distribución geográfica; puntualmente el europeo tiene las variantes inglesa, continental y escandinava, las tres conservando la apariencia corpulenta y el pelaje plateado y afelpado. Por otra parte, el de tipo americano, tiene unas formas más angulosas y su tamaño es inferior, pero el pelaje platinado tiene los mismos visos azulados, que se han logrado con esfuerzo de los criadores de esta raza en América y Europa.

Por lo general, el azul ruso es un gato muy mimoso e inteligente, afectivo con sus dueños humanos, limpio y curioso; aún los ejemplares adultos disfrutan enormemente del juego. Los cachorros de esta raza no se destacan por ser muy agraciados, siendo su apariencia la de un gato común, pero a medida que van creciendo, se desarrollan las cualidades de su figura, cambia la calidad del pelo y la tonalidad de los ojos.

Es fácil conseguir en España un azul ruso para la venta o adopción, ya que existen varios criadores de renombre que se han especializado en esta raza por su encantadora estampa; es considerado uno de los gatos más aristocráticos por su elegancia y su carácter tranquilo.

Vía | Azul ruso

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 25 mayo 2009
  2. Hallan un felino tras una década sin ser visto 18 julio 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *