21 enero 2017 Enfermedades

Perros

A algunos les puede parecer curioso, e incluso gracioso, pero lo cierto es que los perros pueden ser víctimas de la tos. Ya sea por una enfermedad (algunas se pueden evitar gracias a las vacunas), o simplemente porque tengan algo en la garganta, puede llegar a toser como si fueran auténticos Seres Humanos. No obstante, habrá ocasiones en las que esto sea algo molesto y nosotros seamos los encargados de ponerle una solución.

Mencionar que existen muchos casos en los que la tos es causada por una infección de las vías respiratorias. Por lo general recomendaríamos llevar al perro al veterinario, pero hay momentos en los que podemos poner en marcha una solución nosotros mismos. De hecho, existen remedios caseros que os ayudarán sobremanera.

Antes de nada es necesario identificar la causa que está provocando la tos en el perro. El motivo es bastante importante, debido a que en ocasiones tendremos que poner en marcha soluciones mayores. Si tiene tos, también es importante limitar un poco su actividad física. Eso sí, solo es necesario reducir mínimamente la misma con el fin de que los causantes de la tos no empeoren el problema.

Dos detalles muy importantes: el zumo de níspero y la vitamina C son extremadamente importantes para calmar la tos. El primero es rico en vitamina A, la cual refuerza el sistema inmunitario. También tiene sus propias consecuencias sobre las membranas mucosas. La vitamina C, por otra parte, también resulta positiva para el sistema inmunológico.

Existen otras soluciones como el vaho, el aceite de coco o la canela, aunque estas son menores. Si con las recomendaciones que os hemos dado arriba la tos no se soluciona, lo mejor será realizar una visita al veterinario.

Vía | PetMD
Foto | Pixabay – xixe37

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *