27 enero 2015 Medio Ambiente, Salvajes

petirrojo

El calentamiento global es una realidad que afecta al comportamiento de los animales en mayor o menor medida, aunque su impacto es cada vez más evidente. Un reciente estudio publicado en la revista científica Ardeola ha demostrado que debido al calentamiento global, los petirrojos (Erithacus rubecula) de países del norte de Europa cada vez se trasladan menos a España durante los meses de invierno.

Esta modificación del comportamiento migratorio de esta pequeña ave es bastante significativa, ya que según dicho estudio, alrededor del 80% de los petirrojos europeos que venían a nuestro país ya no lo hacen. Los datos e informaciones se han remontan hasta 1970, momento en el que se empezaron a anotar de forma más o menos sistemática la llegada de estas aves durante estos meses, así como con el análisis de las anillas colocadas a los petirrojos durante todos estos años.

Con todas estas informaciones, se vendría a confirmar que el calentamiento de la tierra está modificando los patrones de conducta de las especies animales, aunque en este caso la investigación se haya centrado en el petirrojo. el aumento de las temperaturas en los países de origen hace que estas aves no tengan necesidad de viajar a latitudes más meridionales, evitando en algunos casos desplazamientos de casi mil kilómetros de distancia como se ha registrado en algunos ejemplares.

El estudio sostiene que pese a los posibles excépticos sobre el impacto del calentamiento global en este comportamiento, la disminución de petirrojos europeos en España no se debe en ningún caso a cambios en la actividad de anillamiento de estas aves, ya que se ha incrementado, ni tampoco por un descenso en la población de los petirrojos, ya que según el European Bird Census Council sus poblaciones se han incrementado. Por tanto, el aumento de la temperatura media es el factor que mejor explica esta modificación del comportamiento migratorio.

Vía | Efe verde
Fotografía | jorgerubio.es

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. La sequía, culpable del traslado de dos hipopótamos a un lugar habitado 10 diciembre 2015

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *