9 agosto 2010 Medio Ambiente, Noticias

BP_vertido_petroleo
El pasado jueves, la petrolera BP anunció la finalización con éxito del taponamiento con cemento del pozo averiado en el Golfo de México, con tal de acabar con el peor desastre ecológico de la historia de Estados Unidos.

Poniendo fin a la operación ‘static kill’ (eliminación estática), ha sido el mejor éxito de la petrolera para acabar con la fuga.

A partir de la decisión de BP, procedieron a introducir cemento en el pozo, después que la compañía anunciase el éxito de la primera fase de la operación. Esta consistía en empujar el petróleo hacia el fondo del depósito con la inyección de más de 2.300 barriles de lodo pesado.


El siguiente paso estaba a cargo de los ingenieros, que trabajaron en el sellado de la fuga. Tomaron la decisión de proceder al taponado del depósito sin esperar a que concluyesen los trabajos de excavación de un pozo auxiliar, que es considerado la solución definitiva al vertido.

Así pues, el pozo auxiliar de unos 5.500 metros de profundidad, permitirá taponar la parte inferior del depósito que produjo la marea negra, gracias a una nueva inyección de lodo pesado y cemento.

Por último, BP espera que la última fase de la operación este prevista para el 15 de agosto con la cimentación del pozo auxiliar.

Después del vertido de más de 4,9 millones de barriles de petróleo al océano desde abril, por fin se pondrá punto y final a esta catástrofe ecológica.

Según un informe científico, un 74% del total de crudo liberado al océano se ha recogido, quemado, evaporado o descompuesto por procesos naturales.

Sin embargo, las tareas de limpieza serán cruciales en los próximos meses para neutralizar el crudo que sigue en las costas y el que aún flota de manera residual en partículas microscópicas en el océano.

Vía | El Mundo

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 9 agosto 2010
  2. Robos de agua en Doñana 9 marzo 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *