21 abril 2015 Peligro de extinción, Salvajes

Quokka

Si os somos sinceros, no conocíamos la existencia del Quokka. Solo hemos tenido que investigar un poco para descubrir algunos detalles sobre lo que podríamos considerar como el animal más cariñoso de todo el planeta. Tras verlo por primera vez, nos haremos una idea de cómo es su actitud.

El Quokka es un mamífero (perteneciente, a su vez, a los marsupiales) que vive en las islas occidentales de Australia, sobre todo en Rottnest, una región cerca de Perth. Su tamaño es muy similar al de un gato, con patas y cola cortas, y un pelaje de varios colores: desde el castaño oscuro al gris, incluyendo reflejos rojizos. Suelen vivir entre la hierba, con hábitos nocturnos que harán que desaparezcan casi por completo cuando llegue el día.

Para los Quokka es imprescindible vivir en un lugar en el que abunde el agua. Por propia anatomía no necesitan el líquido elemento en exceso, algo que no sucede con las plantas que usan para alimentarse. Estas tienen que estar en constante contacto con afluentes naturales. Son animales vegetarianos: su alimentación se basa en hierbas, frutas silvestres, bayas y hojas. Casi todo lo encuentran en el suelo, pero no dudarán en subir a los árboles si es necesario.

Quokka

Una curiosidad: los animales no mascan la comida, sino que la tragan para posteriormente regurgitar. El bolo alimenticio es el que finalmente aporta al cuerpo todo lo que necesitan.

En cuanto a su sociabilidad, están en continuo contacto con otros ejemplares de su especie. Y eso también sucede con los humanos (no sería extraño ver fotos en las que todos salen con actitudes muy animadas). Viven en grupos, pero también se acercan a otros animales. Lo que refleja que es una especie que resulta muy cercana.

El apareamiento y ciclo de vida de los Quokka no es muy largo. Todo empieza en Enero, mes en el que se realiza la concepción, 30 días después nacerá el cachorro, el cual se cría en la marsupia durante un tiempo de 11 meses. Dos meses después se independizan de la leche materna, pudiendo vivir hasta cinco años en plena naturaleza. Suele haber dos cachorros por año.

Los Quokka han demostrado ser muy simpáticos y cercanos, incluso con los humanos. Algo que ha provocado que actualmente estén en peligro de extinción. Hace unos años, en su hábitat se introducían nuevos animales que les han ido dando caza. Los zorros o los perros son sólo algunos ejemplos. El resultado, como ya podéis suponer, ha sido desastroso.

Las islas en las que viven pueden ser visitadas por todo tipo de turistas, aunque es recomendable tener mucho cuidado con lo que hacemos allí. Por ejemplo, ha habido casos de entrega de alimentos a los animales, los cuales les han provocado la muerte. En el caso de que viajéis, tened muy en cuenta las normas para no provocar ningún tipo de problema a este u otros animales.

Vía | A-Z Animals
Fotos | Pixabay – Tammydz | FlickR – Jolene Faber

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Dos turistas condenados por quemar a un Quokka 27 abril 2015
  2. El marsupial australiano, en peligro por la luz artificial 7 octubre 2015

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *