12 julio 2009 Medio Ambiente, Noticias, Peligro de extinción

Buque Jan Mayen ante un mar de hielo. Autor A.R.

Un grupo de científicos noruegos, incluidos cinco españoles del Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados, acaban de regresar de un viaje por las aguas del Ártico, adonde han ido en busca de muestras de microorganismos para realizar una investigación sobre cómo les afecta el calentamiento de las aguas.

Al parecer, la búsqueda de las aguas heladas del Ártico en la confluencia del océano Atlántico y el mar de Barents, resultó sorprendente; el Jan Mayen, el barco en el que viajaban tardó en encontrar las placas de hielo que se suponía debían formar las aguas del Ártico. Lo que indica claramente, que el aumento de la temperatura en estas aguas se está dando con más rapidez.

Los científicos trabajan en el proyecto ATP, Artic Tipping Points, o Proyecto de Investigación de Cambios Bruscos en el Ártico, financiado por la Unión Europea, con el objeto de descubrir cuáles serían las reacciones adaptativas del ecosistema y de las diferentes especies frente al cambio del clima. Los biólogos pretenden averiguar el efecto del deshielo de las aguas del Ártico, debido a estos cambios bruscos de la temperatura, sobre aquellos organismos que componen la base de la vida en esas aguas.

Existen diferencias substanciales entre las especies submarinas del Ártico y las del Atlántico, que juegan roles vitales en la diversidad del ecosistema. Es el caso de determinadas especies de zooplancton, entre los que existen especies del Ártico y del Atlántico, diferentes; como el Calanus glacialis, una especie propia de las aguas del Ártico. Los cambios en la temperatura y el deshielo han alterado los ciclos vitales de esta especie, (de la que dependen en la cadena alimenticia leones marinos y osos polares), con la consecuente aceleración del desove de las hembras; alterando a su vez, los procesos vitales de todo el ecosistema.

Otro de los descubrimientos del equipo de biólogos del proyecto ATP, es el nivel de contaminación de las aguas del Ártico, que ha aumentado a escala alarmante en los últimos años. Las corrientes marinas arrastran hasta la zona los residuos y contaminantes que se han originado incluso, a miles de kilómetros; circunstancia que añadida al deshielo por efecto del calentamiento, se convierte en una seria amenaza para la supervivencia no solamente de las especies y ecosistema del Ártico, sino de todos los mares de la tierra, pues las aguas del Ártico son las principales reguladoras de la circulación de los océanos del mundo.

Vía | Lo que cuentan las aguas del Ártico. El País. Ciencia

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 12 julio 2009
  2. Lo más destacado en la semana del 13-jul - BlogdeBlogs 18 julio 2009
  3. La ‘guerra silenciosa’ por los recursos del Ártico 24 diciembre 2010
  4. La "guerra silenciosa" por los recursos del rtico 5 abril 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *