26 febrero 2015 Salvajes

Araña violinista

No hay duda de que en la sociedad existe mucha gente que tiene miedo a las arañas. Quizá sea porque en el planeta existen bastantes especies que, cuando pican, también contagian un veneno que puede llegar a ser mortal. La araña violinista es uno de estos animales. Y, además, de los más peligrosos. De hecho, el líquido que tiene en su interior es más peligroso de lo que pensábamos en un principio.

También conocida como araña reclusa, vive principalmente en los estados del centro y del sur de Estados Unidos. Por supuesto, se la puede encontrar en otros lugares. Suele estar en zonas oscuras, cubiertas, por lo que no os debería extrañar ver una debajo de los muebles o detrás de los cuadros. Da igual el sitio, su peligrosidad sigue siendo la misma.

La picadura de esta araña es bastante curiosa. Usualmente no se presentan dolores durante las primeras horas, pero después los infectados podrían sentir escalofrío, picazones, malestar, fiebre, nauseas, coloración rojiza alrededor de la picadura, sudoración e incluso úlceras. Existen otros síntomas (más extraños) que incluyen el coma, la sangre en la orina, la ictericia, la insuficiencia renal las convulsiones. Repetimos que son más raros.

Si os pica una araña violinista, será mejor llamar a un profesional sanitario o a emergencias, aparte de lavar la herida con agua y jabón y posteriormente envolverla en un trapo que tenga hielo, dejando que actúe durante intervalos de aproximadamente 10 minutos.

Después de que se os cure la herida, podría ser que os quedaran cicatrices que duraran toda la vida. En cualquier caso, os recomendamos que extreméis la precaución. Las reclusas pueden llegar a hacer que peligre vuestra vida.

Vía | wikiHow
Foto | Mampato

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *