21 junio 2017 Salvajes

busardo

El paulatino incremento de las temperaturas tiene multitud de efectos a escala global entre los que se encuentran los cambios migratorios. Estas modificaciones implican que algunas especies animales exploren nuevos territorios debido a los cambios climáticos que hacen que puedan adaptarse a entornos que antes les eran de poco agrado o directamente hostiles. Las aves, debido a su mayor movilidad, son las pioneras de estos cambios, los cuales están llegando poco a poco a España.

Es cierto que la cercanía entre la Península Ibérica y África hacen que sea más fácil la llegada de especies visitantes a ambos territorios, pero lo cierto es que esta tendencia está aumentando según desvela SEO/Birdlife en uno de sus últimos informes. La agrupación desvela que en los últimos años han aumentado un incremento notable el número de observaciones de especies como el buitre moteado, el busardo moro, el vencejo moro y el vencejo cafre.

Estas especies están criando cada vez más al norte del continente africano, lo que las lleva a ser más atrevidas y cruzar el estrecho con más frecuencia. Esta situación pone de manifiesto que en un futuro “avanzarán las especies más mediterráneas hacia el norte, mientras disminuyen las aisladas en las zonas alpinas”, detalla la ONG. Una de estas especies que parece que ha comenzado su colonización de la península es el vencejo cafre del cual ya se tiene constancia de lugares de cría en la zona sur.

Pero además de las especies anteriormente mencionadas, se empiezan a producir avistamientos de otras todavía que hasta la fecha eran completamente extrañas de ver en esta zona geográfica como el ratonero moro y el bulbul naranjero. Además, también se han avistado núcleos de población de tórtola senegalesa en las Islas Canarias así como de calamoncillo africano.

Fuente | Efe Verde

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *