Qué es la Ehrlichiosis Canina y cómo tratarla

Qué es la Ehrlichiosis Canina y cómo tratarla

Escrito por: Ildefonso Gómez Herrera    3 octubre 2017     Sin comentarios     2 minutos

La Ehrlichiosis Canina es una enfermedad grave que ha crecido en presencia en nuestro país. Damos información de cómo es y cómo tratarla.

Los perros merecen todo nuestro cuidado y protección, especialmente para evitar que se contagien de ciertas enfermedades que pueden llegar a ser graves. Una de las más llamativas en este sentido es la Ehrlichiosis Canina, una infección grave y generalizada, provocada por la garrapata Rhipicefalus sanguineus, que actúa como vector de una bacteria llamada Ehrlichia Canis (E. Canis).

Esta enfermedad puede provocar a su vez otras patologías mucho más graves. Cabe destacar que se ha extendido en los últimos años en América, Asia, África y Europa. Aunque por lo general se transmite en perros también puede llegar a los humanos e incluso a los Seres Humanos.

La Ehrlichiosis Canina se caracteriza por tener los siguientes síntomas: pérdida de peso y apetito, dificultad para respirar, edemas en el cuerpo, hinchazón en los ganglios, hemorragias en ojos y nariz, moratones en la piel y una fiebre frecuente. Los mismos suelen aparecer después de los dos meses de infección debido a que la bacteria tiene un período de incubación de 2 a 6 semanas.

La mejor forma de cuidar a los animales y evitar posibles propagaciones es consultar el problema a un veterinario lo antes posible. De hecho, es aconsejable llevar a la mascota cuanto antes a este profesional con el fin de que se ponga en marcha el tratamiento adecuado. El mismo consiste en la administración de antibióticos por un período de 3 a 4 semanas y, en caso de anemia, la realización de transfusiones sanguíneas. Si la enfermedad no ha alcanzado las meninges la posibilidad de que el animal sobreviva es mucho mayor.

Una detección a tiempo es muy importante ya que sino podrían existir complicaciones en la salud como falta de coordinación, cojera, alteración de los sentidos y cambios de humor, entre otros. Estas alteraciones pueden agravarse de acuerdo a las características de cada perro.

Como ya hemos dicho, la prevención es uno de los factores más importantes. Si detectáis los síntomas, recomendamos encarecidamente que acudáis a un veterinario con el fin de comprobar qué es lo que está pasando.

Vía | The Spruce
Fotos | Pixabay – JacLou


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.