21 abril 2017 Enfermedades

Gato

Lo malo de las infecciones de orina es que, si no se siguen una serie de pasos, son difíciles de identificar. Además, en los gatos esta tarea es doblemente complicada debido a que son animales independientes, en ocasiones solitarios, y que apenas demuestran lo que les sucede. Por supuesto, existen métodos para saber si la mascota tiene infección de orina. Y sería conveniente conocerlos.

En primer lugar hay que saber que las infecciones de orina incluyen cualquier tipo de dolencia o enfermedad que afecte a la vejiga o uretra. Por lo general son fáciles de tratar, sin pasar a momentos más graves. Eso sí, hay que tratar el problema en su momento justo para evitar que se extienda.

Los gatos presentarán varios síntomas que nos harán pensar que tienen infección de orina. Generalmente orinarán con dificultad, en pocas cantidades, e incluso quejándose al hacerlo. No hay que olvidar que en la mayoría de los casos se lamerán en la zona genital, la que les duele. Por otra parte, también podremos ver cómo en ocasiones orinan fuera de la caja, con líquido en el que se incluye sangre, y con un olor bastante fuerte. El animal podría tener vómitos, diarrea y falta de apetito.

Si tiene una infección de orina, es recomendable servir solo pequeñas cantidades de comida, agua limpia y filtrada, a ser posible, y mantener el arenero limpio. No es necesario realizar cambios en la rutina habitual.

Como ya hemos dicho, las infecciones de orina son fáciles de tratar, por lo que no deberíais tener problemas al respecto. Eso sí, recomendamos en la mayoría de casos que acudáis al veterinario con el fin de que os pueda recomendar algún tratamiento adicional.

Vía | PetMD
Foto | Pixabay – albgal

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *