Precauciones ante las bacterias, y cómo evitar enfermar por estas

Precauciones ante las bacterias, y cómo evitar enfermar por estas

Escrito por: Ildefonso Gómez Herrera    26 mayo 2019     Sin comentarios     3 minutos

Las bacterias pueden llegar a ser muy peligrosas, por lo que es recomendable tener en cuenta una serie de cuidados.

A todos nos ha pasado por no tener tiempo u olvidarnos de la situación: comemos algo en un plato, lo dejamos reposando en algún lugar durante varias horas y, después, lo lavamos y lo volvemos a usar. Esto, que podría parecer normal, es realidad es peligroso debido a la gran cantidad de bacterias que se han alojado en la zona durante el tiempo que el plato ha estado en reposo. Y por la comida, la higiene, la cantidad de agua que no se ha movido, etc. Y aquí está una de las maneras por las que podemos enfermar.

Aunque los limpiemos, hay que seguir una serie de pautas básicas con el fin de que las zonas de nuestras mascotas y las de las personas estén en perfecto estado. Esto es debido a que compartimos algunos tipos de bacterias que podrían resultar dañinas tanto para animales como para Seres Humanos. Veamos las razones.

Trabajadores del Center for Veterinary Medicine de la Food and Drug Administration, en Estados Unidos, han dicho recientemente que los tipos y cantidades de bacterias que hay en el plato de nuestro perro dependen del tipo de alimentos que le proporcionemos y de la higiene bucal del animal. Cuando ejecuta el proceso de comer, los gérmenes de la boca se transfieren al tazón. Y viceversa. Incluso existen determinados alimentos que producen más bacterias.

El tipo de bacteria que crece en los tazones depende de factores como el ambiente, la exposición y la higiene oral del animal. Hay bacterias que incluye el Staphylococcus aureus, Pasteurella multocida y diferentes especies de Corynebacterium, Streptococcus, Enterobacteria, Neisseria, Moraxella, Bacillus y, con menor frecuencia, Salmonella y Pseudomonas.

¿Cómo evitar estos gérmenes? Es suficiente con tener en cuenta unas pautas básicas.

Evitando bacterias gracias a la limpieza

Perro

El texto anterior nos indica lo que ya sabemos: la limpieza es imprescindible. Pero no cualquiera. Primero tenemos que saber qué es lo que más se ensucia, y lo que más debemos tener en cuenta: según un estudio de la NSF, el plato del agua que tienen los perros debe ser lavado a diario. Además, los platos de comida (y también el de agua) deben ser colocados sobre una pequeña estantería, en vez de en el suelo. Esto es debido a que, si se cae algo, los animales cogerán lo que necesiten del suelo, absorbiendo también las bacterias que existan.

También hay que tener cuidado con las grietas o rayas de los elementos de bacterias. Se trata de buenos lugares para la proliferación de bacterias. Si los elementos están rotos, quizá sea mejor cambiarlos. Tampoco olvidéis tener cuencos limpios disponibles, por si ocurriera algún problema.

Un elemento muy importante, y que pocas veces tenemos en cuenta, son las esponjas. Al respecto, intentad tener una para la cocina y otra para lavar los platos de los animales. Así evitaréis que las bacterias se crucen o lleguen a diferentes lados. Para la limpieza general también podéis utilizar un lavavajillas, con los productos adecuados.

Teniendo en cuenta estos conceptos, podemos decir que hay que tener cuidado con las bacterias a las que hacemos frente. Si llevamos a cabo la limpieza adecuada todo será más sencillo y las evitaremos de buena manera.

Vía | iHeartDogs
Fotos | Pixabay – Irisdepiris | Wikimedia Commons – BrokenSphere


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.