Mastitis en perras, una enfermedad posible

Mastitis en perras, una enfermedad posible

Escrito por: Ildefonso Gómez Herrera    2 mayo 2018     Sin comentarios     2 minutos

Aunque no lo parezca, la mastitis es una enfermedad que también se puede dar en perras. Eso sí, existen formas de curarla.

Aunque la mastitis sea una enfermedad que se da sobre todo en Seres Humanos, tenemos que decir que también existe en los animales. De hecho, su definición es la misma: se trata de la inflamación e infección de las mamas, produciendo grandes dolores. Esta dolencia es ocasionada por una pérdida de calidad de la leche materna, lo cual puede provocar, a su vez, que los animales que se nutren de ella lleguen a morir, al no estar nutridos correctamente.

Hay que tener en cuenta que en las perras la mastitis se puede producir incluso aunque no estén embarazadas, cuando exista un embarazo psicológico. En ocasiones, la enfermedad se produce debido a la presión que los cachorros ejercen sobre las mamas de la madre, llegando a provocar una infección que se podría tornar muy grave.

Para detectar la mastitis canina la mejor opción es la de estar atentos a la salud del animal, comprobar si existen alguno de los síntomas que confirman su aparición: apatía, fatiga, sensibilidad al tacto en la zona, aumento del rítmo cardíaco, vómitos, diarrea, fiebre, pérdida del apetito, dureza o irritación de la mamas y letargo, entre otros.

En cuanto a los cachorros, se puede detectar la presencia de mastitis en la madre al comprobar que la leche que consumen les provoca pérdida de peso, comida insuficiente, debilidad, quejidos, y problemas de piel y digestivo. A veces la leche también podría contenerse en las propias mamas de la perra madre, por lo que es imprescindible vigilar este aspecto.

Cómo se trata la mastitis

Perros

La forma de tratar la mastitis es muy sencilla. Para detectar la enfermedad se llevan a cabo algunas pruebas y, en el caso de que den positivo, se extrae la leche materna acumulada como primera opción. Después se proporcionan antibióticos que ayuden a calmar el dolor y a eliminar la ifnección. Esta última podría tener una duración de entre dos y tres semanas.

Con los medicamentos adecuados, y proporcionando el tratamiento de la forma en que dicte el veterinario, estamos seguros de que la mastitis se curará en poco tiempo, haciendo que la madre pueda volver a proporcionar leche a sus cachorros.

Aunque no lo parezca, la mastitis puede llegar a ser una grave enfermedad con resultados muy negativos. Es imprescindible que la detectéis y curéis cuanto antes.

Vía | PetMD
Fotos | Pixabay – JacLou | PxHere


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.