Hiperqueratosis nasal, cuando el perro no tiene mocos

Hiperqueratosis nasal, cuando el perro no tiene mocos

Escrito por: Ildefonso Gómez Herrera    4 abril 2018     Sin comentarios     2 minutos

La Hiperqueratosis nasal se produce cuando la nariz de los perros no tiene moco. Sin embargo, es posible solucionar la sequedad.

Por lo general, cuando miramos la nariz de un perro veremos cómo expulsa una pequeña cantidad de mucosa que, en todo caso, no es nociva para su salud. Sin embargo, sí existe una pequeña enfermedad, llamada Hiperqueratosis nasal, que consiste en la inexistencia de este moco. Se desconocen exactamente sus causas, aunque sí hay que mencionar que existen métodos para eliminarla, en la medida de lo posible. Por supuesto, tanta sequedad no puede ser buena.

La mayoría de los veterinarios consideran que la Hiperqueratosis nasal es más que nada un problema visual, cosmético. De hecho, tener sequedad en la nariz puede llegar a resulta algo incómodo para las mascotas. Hay razas que sufren este problema más que otras: los bulldogs, los collies o los mastines son algunas de ellas.

La Hiperqueratosis nasal es en ocasiones un indicativo de que existe un sistema inmune que está en leve peligro. Es decir, el mismo no está bien y por lo tanto no se produce el moco. Como ya hemos dicho, el inconveniente se puede solucionar aplicando determinados tipos de aceite sobre la nariz de los perros. Podéis comprar artículos que incluyen hasta siete tipos diferentes de aceite, potenciando la mejora positiva. Acerca del tipo que comprar, lo dejamos a vuestra elección. Ya sabéis qué es lo que se tiene que solucionar.

Los métodos de aplicación son sencillos. Solo hay que echar el aceite en la nariz del perro, en una cantidad normal, dos o tres veces al día, durante dos o tres días. En el caso de que, tras aplicarlo por última vez el tercer día, la nariz no esté recuperada, podéis seguir con el tratamiento durante varias días más, hasta un máximo de una semana en total.

Por último, no olvidéis que la Hiperqueratosis nasal no es una enfermedad que vaya a provocar serios problemas en la salud de vuestro perro. Se puede curar fácilmente.

Vía | iHeartDogs
Foto | FlickR – kennykunie


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.