Curiosidades sobre las lombrices

Curiosidades sobre las lombrices

Escrito por: Ildefonso Gómez Herrera    28 febrero 2018     Sin comentarios     2 minutos

Los lombrices son animales pequeños y graciosos, aunque también curiosos y fundamentales para la vida. Aquí están algunas curiosidades.

De pequeños, cuando nos encontramos por primera vez con una lombriz quedamos impresionados. Y es que nos resultaron animales no solo curiosos, sino también muy pequeños y que tenían una forma interesante de moverse. Las curiosidades acerca de las mismas no han quedado aquí. Se trata de seres llenos de sorpresas que todavía están siendo estudiados, con algunos secretos por descubrir.

Antes de nada, mencionar que las lombrices tienen una parte fundamental en la naturaleza, ya que ingieren los desechos orgánicos que existen en la tierra y evitan la contaminación y el desarrollo de enfermedades. De hecho, se alimentan expandiendo su cuerpo durante las que dura la ingesta de comida. La misma se hace como si fueran aspiradoras, gracias a un orificio del que disponen. Eso sí, hay que mencionar que pueden ingerir la mitad de su peso en comida en solo un día. No olvidar su capacidad para procesar casi cinco kilogramos de alimentados en un año.

El desarrollo de las lombrices se produce en zonas húmedas debido a que respiran gracias a su piel, la cual siempre debe estar mojada. Eso sí, las zonas mojadas, como charcos o quellas que tienen inundaciones, pueden resultar mortales. Por supuesto, pueden cavar con el fin de encontrar zonas húmedas.

Curiosidades de las lombrices en su reproducción

Lombriz

Las curiosidades acerca de las lombrices también alcanzan a la reproducción: son hermafroditas, lo que significa que son a la vez macho y hembra. El anillo que las rodea puede expandirse con el fin de depositar en el interior el esperma y los huevos, pasando a cerrar la zona para que salgan nuevas lombrices a los pocos días. El proceso se realiza cada 45 días. En todo caso, necesitan de otro ejemplar para aparearse. Y pueden regenerar ciertas partes de su cuerpo, en el caso de que sea necesario.

Por último, mencionar que estos animales son muy sensibles a la luz: sus cuerpos tienen una piel extremadamente fina que provoca que no les guste la luz. De hecho, el sol puede secar la piel hasta evitar que puedan respirar adecuadamente.

Lo más importante, en todo caso, es que las lombrices tienen un papel fundamental para la naturaleza, eliminando partes nocivas depositadas en el exterior, excrementos y otros elementos que podrían provocarnos enfermedades. Un animal sin cuyas acciones viviríamos peor.

Vía | EcoWatch
Fotos | Pixabay – PortalJardin | Pixabay – PortalJardin


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.