Cómo detectar la insuficiencia hepática en gatos

Cómo detectar la insuficiencia hepática en gatos

Escrito por: Ildefonso Gómez Herrera    24 abril 2019     Sin comentarios     2 minutos

La insuficiencia hepática en gatos es una dolencia que puede llegar a ser muy grave. Es adecuado detectarla a tiempo.

La insuficiencia hepática es una dolencia que puede llegar a ser bastante grave y mortal para algunos animales. El origen de la misma reside en el hígado, un órgano que también es el responsable de funciones tan importantes como filtrar las sustancias tóxicas que existen en la sangre, digerir nutrientes, o almacenar vitaminas y diferentes tipos de componentes necesarios para el cuerpo. Por lo tanto, si se produce una insuficiencia también hablamos de una situación comprometida para el cuerpo.

En los casos en los que existen insuficiencia hepática, el cuerpo de los gatos tendrá un incremento en la cantidad de bilirrubina que se genera, causando ictericia y por lo tanto un color amarillento en la piel. En todo caso, para detectar la situación el veterinario puede realizar un análisis de sangre, que permitirá diagnosticas la dolencia, en el caso de que exista.

Si se detecta la enfermedad, lo más lógico es poner en marcha el tratamiento correspondiente para mejorar la salud del gato. Este debe ser definido por el veterinario, en algunos casos siendo necesaria una pequeña operación de cirugía, por lo que siempre es recomendable efectuar un pequeño período de descanso en el que se vigilará tanto el estado del animal como la alimentación y hidratación.

En el caso de existir una insuficiencia hepática, se recomienda que el estrés sobre el hígado sea minimizado para evitar problemas más graves. Por ejemplo, se pueden reducir las cantidades de grasas, proteínas, carbohidratos y medicamentos que se ingieren, además de modificar la dieta para que sea menos agresiva.

En todo caso, si vuestro gato sufre algún tipo de insuficiencia sobre su hígado, recomendamos que acudáis a un veterinario para evitar problemas mayores.

Vía | US National Library of Medicine
Foto | Pixabay – cocoparisienne


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.