12 enero 2017 Curiosidades

Tiburón toro

Son muy pocas las veces en las que vemos que, en el reino animal, alguna especie se coma a los ejemplares de su misma familia. El canibalismo, afortunadamente, no es mayoría. Sin embargo, sí es cierto que se pueden observar algunos comportamientos no solo curiosos, sino que también resultan ciertamente repugnantes. Es lo que sucede cuando le echamos un vistazo a la manera de actuar que pueden llegar a tener los ejemplares del tiburón toro. Si ya de por sí la especie es peligrosa, tenemos que mencionar que en determinados momentos las crías pueden llegar a comerse a sus hermanos.

Cuando las hembras del tiburón toro están embarazadas, estas migran a aguas calientes en las que puedan facilitar el crecimiento de las crías. Es evidente que deben recorrer una cierta distancia. Y durante estos kilómetros, las futuras madres pueden perder el apetito. Por supuesto, las crías que están en el interior, creciendo, necesitan alimento. Al no recibirlo, deben sobrevivir de la mejor manera que pueda. Aunque deban practicar el canibalismo.

Lo que hacen algunas crías cuando tienen hambre es, sencillamente, comerse a sus hermanos. Esta actividad la realizan en la propia matriz de la madre. Aunque ni siquiera hayan nacido, necesitan el alimento suficiente para poder sobrevivir.

Resulta curioso que algunas especies animales practiquen el canibalismo. En todo caso, debemos decir que este tipo de comportamientos corresponden muchas veces a la propia lógica. Es decir, los animales se ven abocados a sobrevivir en condiciones realmente duras y deben decidir si viven o mueren.

Vía | Live Science
Foto | Wikimedia Commons – Hispalois

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *