21 junio 2008 Curiosidades, Flora, Noticias

datilera.jpg

Un grupo de científicos consiguen germinar una semilla de una palmera datilera con más de 2.000 años, esto ha permitido recuperar ejemplares con unas características diferentes de las actuales y podría ayudar a conocer más sobre la historia y la domesticación de estos cultivos.

Las semillas de esta palma (Phoenix dactylifera) se encontraron hace ya 40 años en las excavaciones que tuvieron lugar en Masada, una montaña aislada próxima a la costa del Mar Muerto, en la que fue la gran fortaleza que construyó el rey Herodes sobre el monte de Masada para protegerse de los espartos y los romanos. La fortaleza había sido construida en torno al año 50 a. de C. por el Rey Herodes y se destruyó en el año 90 de nuestra era.

Durante todo este tiempo las semillas estuvieron almacenadas a una temperatura adecuada, hasta que en 2005 un grupo de investigadores de la Organización Médica de Hadassh, en Jerusalén, decidieron intentar germinarlas.

A las ocho semanas, los científicos comprobaron que una de ellas germinaba. Al año y medio, la cambiaron de maceta y a los 26 meses, su desarrollo era igual que el de las palmeras datileras normales, aunque presentaba unas manchas blanquecinas en las hojas, probablemente por falta de nutrientes.

Según los investigadores, probablemente el fuerte calor durante el verano y la falta de humedad todo el año en Masada hayan contribuido a la excepcional longevidad que ha minimizado la generación de radicales libres, una importante causa de envejecimiento en las semillas.

Ahora, los análisis genéticos de estas semillas, a las que llaman ‘Matusalén’, han revelado que son un 16,5% diferentes de las de Irak y hasta un 35,3% distintas de las de Marruecos.

Como son cultivos que se reproducen sexualmente cada ejemplar es único genéticamente, como en los animales. Los científicos creen que la palmera ‘Matusalén’ puede ayudar a comprender el florecimiento de la población de Judea hace dos milenios. Incluso ya piensan en estudiar sus posibles característica medicinales.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *