11 septiembre 2016 Curiosidades

Perro

Mucho se ha hablado sobre las posibilidades que tienen los animales a la hora de detectar enfermedades. No en vano, incluso se ha explicado que algunas familias disponen de la oportunidad de conseguir reconocer aquellas dolencias que ni siquiera las máquinas más potentes pueden detectar. Veamos el caso de Karin Gibson, una mujer de 62 años que vió como su mascota, un perro labrador negro, le salvaba la vida al detectar una enfermedad grave.

Todo sucedía cuando un día, tras volver de las vacaciones, veía cómo su perro actuaba de manera bastante extraña. Aparte de no dejarla sola, la estaba oliendo continuamente. Incluso le tocaba los pechos con las patas. Sin embargo, la propia Karin se empezó a impacientar por la actitud, por lo que decidió realizar un análisis con el fin de evitar sustos. Lo que no sabía es que los médicos le iban a detectar un cáncer de pecho. Menos mal que los profesionales pudieron actuar a tiempo.

Es evidente que gracias al escáner los médicos pudieron extirpar el tumor a una edad lo suficientemente temprana como para evitar males mayores. De haber tardado más tiempo, Karin se podría haber metido en un problema de salud bastante grave. Menos mal que su perro le avisó de la situación.

Por supuesto, este no es el único caso de animales que detectan enfermedades, aunque sí uno de los más curiosos. ¿Confirma la posibilidad de que los animales son útiles a la hora de detectar males? La verdad es que lo desconocemos. Eso sí, no estaría mal que hubiera alguna investigación al respecto.

Vía | Paris Match
Foto | Pixabay – Pezibear

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *