5 octubre 2017 Peligro de extinción, Salvajes

lince

El año 2017 sigue constatándose como uno de los más “negros” para la supervivencia del lince ibérico. Las muertes de ejemplares en libertad se siguen sucediendo y una vez más hay que lamentar una causada por atropello. Sin embargo, la última de todas ellas vuelve a ser injustificable a todas luces, ya que la hembra encontrada muerta en Sierra Morena fue tiroteada.

Según desvela la Junta de Andalucía, en la necropsia se han encontrado “cien plomos de munición del seis“. Mientras tanto, el Seprona de la Guardia Civil sigue con sus pesquisas para intentar averiguar el autor de este acto que constituye un delito penal. Desde la Junta están considerando todas las opciones legales e incluso se plantean abrir un expediente sancionador a los responsables de la finca donde se encontró el cuerpo del animal.

En cuanto al ejemplar atropellado, este suceso se produjo en la carretera autonómica CM-410, en el término municipal de Mazarambroz (Toledo). En lo que va de año, solo en Castilla-La Mancha han muerto 8 linces ibéricos por esta causa. Un número elevado si se tiene en cuenta el volumen de población de este felino en la región. Además, estas muertes suponen un duro revés para la viabilidad de la reintroducción de la especie en este territorio.

A pesar de que muchas Comunidades Autónomas estén deseosas de que el lince ibérico se instaure en ellas, lo cierto es que las medidas de protección hacia esta especie se están mostrando como ineficaces. Además, las ayudas económicas europeas están próximas a su conclusión, lo que abre en el horizonte de este felino endémico un futuro bastante incierto de cara a su recuperación, que a tenor de las cifras de muertes, cada año se ve más comprometida.

Fuentes | Efe Verde y Hora Jaén

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *