13 diciembre 2016 Peligro de extinción, Salvajes

quebrantahuesos

La recuperación de las poblaciones andaluzas de quebrantahuesos continúan progresando a paso lento. De cara a este año se ha confirmado la primera puesta realizada por un pareja de estas aves en el Centro de Cría de Guadalentín (Jaén), dependiente de la Junta de Andalucía y gestionado por la Fundación Gypaetus. A pesar de que el huevo se está incubando, todavía será necesario esperar alrededor de dos meses para saber si está embrionado o no, y por tanto, si es viable.

El Centro de Cría de Guadalentín cuenta este año con siete parejas reproductoras: Cabús y Corba, Elías y Viola; Lázaro y Nava; Joseph y Keno; Andalucía y Salvia; Borosa y Toba, y Tranco y Sabina. De ellas, esta primera puesta corresponde a el macho Joseph y la hembra Keno, que al igual que el año pasado se han adelantado al resto de sus congéneres. A través de estas nuevas crías se pretende lograr una población autónoma y estable de quebrantahuesos en la región mediante la liberación de ejemplares jóvenes mediante el sistema de la cría campestre.

Gracias a esta esta técnica, cuyos orígenes se remontan a la cetrería, se persigue lograr que el ejemplar asimile el área de la suelta como su lugar de nacimiento y, por tanto, regrese a ella para asentarse y reproducirse. Desde la puesta puesta en marcha de este programa en 1996, han nacido y sobrevivido en estas instalaciones un total de 70 pollos, de los cuales 61 están vivos.

En lo que se refiere a las cifras de nacimientos obtenidas el año pasado en el Centro de Cría en Cautividad de Guadalaentín en Cazorla se batió el récord de nacimientos registrado en la serie histórica del centro con 9 pollos de quebrantahuesos. Estos quebrantahuesos están destinados a repoblar los diversos territorios españoles donde habita, aunque también se destinan a otras montañas europeas como los Alpes.

Fuente | Efe Verde
Fotografía | Jorgerubio.es

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *