20 marzo 2015 Medio Ambiente

flores

El invierno toca a su fin, y la primavera comienza, devolviendo poco a poco a la naturaleza su esplendor tras un largo periodo de actividad aletargada. Las plantas comienza a recuperar sus hojas y los animales son cada vez más activos, recuperando su actividad perdida durante la estación que ahora nos deja. Además, las especies animales que había viajado a otras latitudes en busca de mejores temperaturas y acceso a los alimentos comienzan a regresar.

La primavera llega a nosotros, y su llegada anuncia el despertar de la naturaleza, una ocasión fantástica para volver a salir al campo y reencontrarnos con el medio ambiente. A pesar de que las temperaturas aumentan poco a poco, y que las precipitaciones todavía pueden sorprendernos, lo cierto es que esta época del año es una de las mejores para disfrutar del campo, precisamente por esa condición de moderado equilibrio que representa.

Además, es en esta estación cuándo podemos disfrutar de espectáculos naturales como la floración de las plantas, lo que nos deja algunas de las imágenes de mayor belleza que la naturaleza puede ofrecer, como la floración del cerezo. Esto tiene una pega, y es que estamos ante una época del año que a muchas personas les trae de cabeza, ya que la floración va asociada a la reproducción de las plantas, y eso significa que el polen llena el ambiente, lo que resulta tremendamente incomodo para los que son alérgicos a él.

Como no podía ser de otra forma, los animales retoman su actividad y muchos de ellos abandonan su estado letárgico para sumarse a la enérgica llegada de la naturaleza. También regresan a nuestras fronteras muchos pájaros que habían migrado, por lo que los aficionados a la ornitología pueden disfrutar con la llegada de las especies estacionarias.

Aunque nominalmente la primavera dure lo mismo que las otras estaciones, la verdad es que sus bondades duran poco tiempo, y en muchos casos, pasamos del frío del invierno al calor del verano sin darnos cuentas. Por tanto, los aficionados a la naturaleza que quieran disfrutar de ella tendrán que darse prisa, ya que es tan efímera como la belleza de las flores con las que se identifica.

Fotografía | jorgerubio.es

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario
  • Esmeralda

    Soy una auténtica apasionada de la primavera y de la naturaleza. Estos meses del año me ayudan a conectarme conmigo misma y a disfrutar de la verdadera esencia de la vida. Me relajo, disfruto del aire puro, del buen tiempo y, además, aprovecho para hacer actividades al aire libre junto a la casa rural La Bolera, en León (http://www.hotelrurallabolera.es/). Es el mejor lugar para los amantes de la naturaleza.

Enlaces y trackbacks

  1. Comienza la campaña de avistamiento de aves de Spring Alive 24 marzo 2015

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *