27 enero 2017 Domésticos

Perro

Ya hemos mencionado en más de una ocasión que el hecho de que un animal tenga una mala alimentación también puede provocar daños en su salud. Sobre todo porque el organismo no tendrá la estabilidad suficiente como para hacer frente a las amenazas que recibirá. De hecho, los expertos aseguran que, por ejemplo, los perros que no tienen una buena alimentación son más propensos a sufrir determinadas enfermedades.

LLegados a este punto, tenemos una noticia mala y otra buena. La mala es que, si vuestro perro tiene una mala alimentación, es posible que contraiga algunas enfermedades. La buena es que este número es bastante limitado.

Una de las enfermedades más comunes es la alergia. Incluso, los animales pueden ser alérgicos a determinadas proteínas o ácidos grasos. Su cuerpo, en el caso de una mala alimentación, no tendrá las defensas suficientes. Tampoco hay que olvidar la gastritis aguda, la cual se produce debido a un parásito, a reacciones a antígenos bacterianos e incluso a una intolerancia alimenticio. De hecho, la mala alimentación tiene mucho que ver si, por ejemplo, se come comida putrefacta.

Por último, mencionar la inflamación del esófago y la diarrea. Estas enfermedades se deben a daños en los órganos debido a la mala alimentación que se ha ejecutado. Nuestra recomendación: tened cuidado con los alimentos que proporcionáis a la mascota.

Si queréis darle a vuestro perro los mejores alimentos, no olvidéis que tengan las principales proteínas que necesitan, lípidos, hidrados y fibra. Las vitaminas y minerales también son esenciales, aunque estas últimas suelen estar incluidas en la mayoría de alimentos y piensos para animales.

Por supuesto, si tenéis alguna duda acerca de la alimentación que debéis proporcionar a vuestras mascotas, no olvidéis pedirle consejos personalizados al veterinario. Así evitaréis cometer errores.

Vía | Petcha
Foto | Pixabay – danbar44

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *