9 febrero 2016 Noticias

Fuegos artificiales

No hay duda de que los fuegos artificiales son uno de los grandes enemigos de nuestras mascotas. Cada vez que escuchan una explosión se ponen como locos, corriendo de un lado hacia otro. Eso sin mencionar las posibles secuelas que queden para la posteridad. No han sido pocas las quejas que nosotros mismos hemos expresado en más de una ocasión. No estamos en contra de la pirotecnia, pero sí del daño psicológico que se puede provocar a los animales. Un tema sobre el que cada vez se está luchando más.

Parece que en España todavía debemos estudiar más el tema. En algunos países extranjeros ya se han puesto manos a la obra con el fin de poner un límite a la problemática. Concretamente, ha sido en Parma donde durante el pasado mes de diciembre se publicaba un decreto que prohibía por completo los fuegos artificiales. La razón: podían provocar daños a los animales.

Podría haber parecido una decisión polémica. Sobre todo porque el decreto se comunicaba poco antes de las fiestas de Navidad. Sin embargo, la Policía de la ciudad sí ha estado permitiendo la pirotecnia que no implicase la emisión de ruido. Al final, las fiestas transcurrieron con normalidad, sin mayores problemas. De hecho, otras urbes de Italia ya están pensando en poner en marcha medidas similares.

Lo cierto es que los fuegos artificiales se han convertido en un problema grave para nuestros animales. El ruido puede provocarles todo tipo de daños, entre los que se incluyen nerviosismo, pérdida de la capacidad auditiva, estrés e incluso problemas cardíacos. Ya no veis la pirotecnia con los mismos ojos ¿verdad?

Vía | LARED21
Foto | Pixabay – dootdorin

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *