26 julio 2016 Curiosidades

Obie

¿Puede un perro llegar a pesar más de 25 kilos? Sí, y Obie es un buen ejemplo de ello. Estamos hablando de un perro salchicha, de la raza Dachshund, el cual vivía con sus dueños en Oregón, Estados Unidos. La pareja, anciana, decidía darle de comer al perro siempre que quería. Por supuesto, sin los conocimientos adecuados la cosa se fue de las manos. El resultado comenzó a ser ciertamente sorprendente, ya que en pocas semanas el animal conseguía 25 kilos de peso adicional.

El perro llegó a pesar 35 kilogramos, una cifra anormal que podía darle incluso problemas de salud. De hecho, tenía problemas para respirar y las patas, cortas debido al peso, apenas le permitían andar. Sin embargo, lo que ocurrió después es digno de decir que querer es poder. Y es que, tras visitar a un veterinario, Obie se ponía a dieta. El resultado es el esperado.

En apenas ocho meses, y gracias a una terapia de alimentación y ejercicio, el perro bajaba 20 kilos. El final fue una operación para eliminar la piel sobrante, la cual permitió bajar dos kilos más. El tratamiento continuó hacia adelante hasta que el animal consiguió pesar solo 25 kilos. ¿Quién dijo que bajar de peso era difícil?

Está claro que no todos los animales están dispuestos a bajar de peso, por lo que el caso de Obie podría ser calificado como de excepción. Eso sí, fue necesario tiempo y dinero para mantener su salud en buen estado. Sorprendente ¿verdad? Sobre todo tratándose de un perro salchicha.

Vía | BarkPost

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *