30 junio 2017 Domésticos

perro

La obesidad en las mascotas no es un tema baladí y va camino de convertirse en un problema de importancia para la salud de estos compañeros animales. Al igual que sucede con las personas, mascotas están empezando a padecer problemas de sobrepeso debido a los malos hábitos alimenticios a los que les someten sus amos. En este sentido, la obesidad en los perros y gatos de Estados Unidos va camino de convertirse en una autentica epidemia veterinaria.

Según un estudio de realizado por la compañía Banfield Hospital para Mascotas y difundido por la Sociedad Americana para la Prevención de la Crueldad con los Animales (ASPCA), el número de de perros con sobrepeso en Estados Unidos aumentó el 158 % y el de gatos aún más (169 %) en un periodo de diez años. Unos datos que constatan que la obesidad en las mascotas se ha convertido en el principal problema de salud de estos animales.

“Aunque en un perro o gato estar un poco rollizo puede resultar atractivo a la vista, cargar con ese peso adicional puede tener graves consecuencias”, señala el estudio de Banfield Hospital. A los problemas “mecánicos” que acarrea la obesidad hay que sumar otras dolencias como una mayor presión arterial y enfermedades del corazón, así como diabetes, asma o incontinencia urinaria.

La Asociación para Prevención de la Obesidad en las Mascotas (APPO, en inglés) concluyó en un estudio similar publicado en 2016 que más del 50 % de los perros y gatos domésticos del país tenía exceso de peso. “La obesidad sigue siendo la mayor amenaza para la salud de perros y gatos”, dijo el fundador de APPO, Ernie Ward, que indicó que “están muriendo prematuramente por ese motivo millones de perros y gatos, lo que produce un inconmensurable dolor y sufrimiento” y decenas de millones de dólares en gastos de salud evitables”.

Fuente | Efe verde
Fotografía | Ps Jeremy

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *