26 abril 2008 Curiosidades, Noticias

Imagen completa del aviario
La rotura de la red del aviario de l’Oceanogràfic el día 17 de abril provocó la huida de multitud de aves por toda la ciudad de Valencia; el barrio de Cabanyal, la Fuente de San Luis, el parque Gulliver y la ciudad de la Justicia.

En la enorme bola metálica donde conviven las aves se ha dejado, cuando se reparo la abertura, una más pequeña porque se piensa que las aves volverán para comer; este boquete permanecerá abierto hasta que se piense que no volverán más. En el aviario viven unos 150 ejemplares; se calcula que entre 20 y 30 escaparon por el agujero de la rotura.

La empresa que recoge el control de las aves de Valencia, recogió un ejemplar de espátula rosada en la estación de Cabanyal; un vecino capturó a este ave, de origen americano, que puede llegar a tener una envergadura de 1,3 metros y peso sobre los 2 kg.

Según la Concejala de Sanidad estos animales son difíciles de coger. Estas aves vuelan perfectamente y el viento puede provocar su extensión por una amplia zona, aunque se espera que la mayoría regrese a la pajarera cuando tengan hambre.

Aves en parte exterior del aviario
El fuerte viento del viernes abatió varios árboles, persianas y paneles publicitarios; sobre las especies huidas del aviario los técnicos piensan que volverán por la comida. Los operarios ya repararon la mayoría de la red; es una operación complicada por la altura de la estructura (26 metros) con varios niveles de vegetación. Algunos de estos pájaros son muy parecidos a los que viven y anidan en la Albufera, que llegan también a los barrios de la periferia, como por ejemplo el caso de las garzas.

Vía | las provincias

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *