5 abril 2008 Curiosidades, Salvajes

Comadreja en la sierra de Baza
De la misma familia que el visón, el tejón y la nutria, la comadreja (Mustela nivalis) es el más pequeño de todos ellos; es de movimientos rápidos y muy huidizo.

De cuerpo alargado y esbelto, cabeza ligeramente achatada y cuello largo, sus extremidades son cortas, acabadas en cinco dedos. Su parte superior puede ser del marrón oscuro al canela y la inferior es blanca.

Comadreja
Puede medir de 20 a 35 centímetros de alzada de cruz; su peso varia de los 60 a 170 gramos en los machos y de los 40 a 65 en las hembras; es una clara diferencia entre los dos sexos.

Se alimentan de pequeños animales que incluso pueden ser mayores que él como ratones, topillos, pájaros, insectos y reptiles. Por su metabolismo vivaz que demanda mucha energía precisa estar cazando la mayor parte del día. Tiene olfato y oido muy finos, su capacidad de movimiento es rápida y silenciosa, trepa fácilemente y puede nadar.

Su hábitat abarca todos los lugares, prefiriendo las zonas de matorral bajo y los campos de cultivo. Evita los suelos encharcados y precisan tener mucha agua en sus cercanías. Hembras y machos de la comadreja son territoriales y solitarios, salvo cuando forman grupos familiares en la época de celo.

Se encuentra la comadreja en toda Europa, salvo en Irlanda e Islandia y algunas islas mediterráneas. También vive en el norte de África y parte de Asia.

Vía | madridiario

Comentarios

2 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *