14 febrero 2009 Medio Ambiente

acidificación

La acidificación de las aguas oceánicas del oeste de Norteamérica está aumentando por encima de lo previsto, lo que hace mucho más vulnerables a los ecosistemas marinos.

Así lo asegura un estudio dirigido por la Administración Oceánica y Atmosférica Nacional en Seattle, Estados Unidos, que se publica en ‘Science Express’, la edición digital de la revista ‘Science’.

Los resultados de esta investigación muestran que el agua oceánica a lo largo de la capa continental del oeste de Norteamérica se está volviendo más ácida, lo que según los investigadores podría tener un impacto negativo sobre los ecosistemas marinos, como la corrosión de los exoesqueletos de carbonato de calcio de muchos organismos.

Los investigadores utilizaron datos de 13 zonas marinas de Canadá central al Norte de México y descubrieron menores niveles de pH en las aguas más cercanas a la superficie de lo que se había previsto con anterioridad.

Los autores del trabajo sugieren que esto se debe a mayores niveles de emisiones de dióxido de carbono inducidas por el ser humano, responsables del fenómeno conocido como “acidificación oceánica” y que está causando efectos dramáticos antes de lo esperado.

La reacción del dióxido de carbono con las aguas oceánicas reduce la existencia de iones de carbonato que son necesarios para la producción de carbonato de calcio, el componente que utilizan una variedad de organismos para sus esqueletos y conchas.

Estudios anteriores muestran que estos organismos marinos son sensibles a tales cambios en su ambiente y que será necesario disponer de más información para evaluar el alcance de los posibles daños causados a estos frágiles ecosistemas marinos.

Vía | Ecología verde

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Menús sin aletas de tiburón 6 febrero 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *