12 mayo 2011 Curiosidades

Las hormigas se comportan de manera extraña

Las hormigas de la especie Camponotus Leonardi, llamadas normalmente ‘carpinteras tropicales’ habitan en las copas de los árboles, pero cuando se encuentran infectadas por el hongo Ophiocordyceps unilaterales su comportamiento se vuelve realmente extraño, empezando a comportarse como si fueran zombies.

Lo extraño es que mediante el efecto de este hongo las hormigas parecen estar manipuladas hasta alcanzar la muerte en búsqueda de condiciones óptimas para la reproducción.

Los investigadores pertenecientes a la revista BMC Ecology encontraron este tema muy interesante decidiendo estudiar en profundidad lo que estaba pasando.

Este hongos se encuentra en el cuerpo de las hormigas causando que sus músculos se atrofien, también afecta su sistema nervioso, provocando convulsiones que las hacen caer de los árboles, la caída no les provoca la muerte pero si las desorienta sin que puedan regresar a sus casas manteniéndose en una región de sotobosques, sitios mas frescos que permite que el hongo se desarrolle aun mejor.

Lo más llamativo del caso es que las hormigas infectadas, al exponerse al sol, se sienten obligadas a morderse la vena principal de su cuerpo en vez de morder una hoja. Además las células de estos hongos se multiplican dentro de sus músculos que tienen la función de controlar las mandíbulas causando que estas se desprendan. Además, días después de su muerte el hongo libera esporas que son recogidas por otra hormiga perdida.

Este hongo ataca a las hormigas de diferentes maneras: “En primer lugar mediante el uso de la hormiga como una fuente de alimento, y en segundo lugar a través de sus músculos y sistema nervioso central, dando lugar a zombis que acaban en el sotobosque húmedo“.

Vía | Muy Interesante
Foto | Flickr – JM Maral

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 12 mayo 2011
  2. El cerebro colectivo de los animales (I) 20 mayo 2011
  3. El cerebro colectivo de los animales (II) 22 mayo 2011
  4. Hormigas programadas 8 enero 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *