18 julio 2009 Bioficha, Noticias, Peligro de extinción

Gato Colocolo o Gato de los Pajonales

El Colocolo o Gato de los Pajonales es un felino de tamaño pequeño que se caracteriza por sus afilados colmillos y molares puntiagudos, su cuerpo ágil y su excelente visión nocturna, su pelaje gris amarillento con lineas más oscuras en los hombros y la nuca. Mide 70 centímetros y pesa unos 4 Kg. y excepcionalmente llega a los 7 Kg. Su aspecto general es similar al de un gato doméstico. Habita en la zona occidental de América del Sur desde Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay, hasta Chile y al otro lado de la Cordillera de los Andes, Argentina.

Algunos pueblos lo han considerado como depredador y se lo ha perseguido por su piel. Su situación es grave y se lo considera en peligro de extinción. Tanto es así, que en la región de Valparaíso, Chile, no se tenía registro del Colocolo (Leopardus colocolo) desde hacía más de 10 años. Pero, afortunadamente, ocurrió lo inesperado: un vecino de Quilpé, Valparaíso se encontró frente a frente con un ejemplar cuando había ingresado a su corral de gallinas; lo capturó –el vecino al gato- y lo entregó a las autoridades.

El animal joven, de aproximadamente 1 año de edad (llega a vivir 16 años), fue examinado en el zoológico de Quilpé, donde se lo encontró en buenas condiciones, por lo que el Servicio Agrícola y Ganadero autorizó su liberación en una zona alejada donde fue hallado. La encargada regional de Recursos Naturales Renovables dijo que “estaban dadas todas las condiciones para la reinserción inmediata del felino en su hábitat natural”.

El director del zoológico, Mario Rivas, mostró su satisfacción por el sorpresivo hallazgo cuando expresó que la cantidad de ejemplares de Colocolo en Chile es mínima y se encuentra en grave peligro de extinción y que este hecho “permite visualizar que todavía existen ejemplares en la zona”. La caza del Colocolo está prohibida en Chile, que tiene 250 especies en peligro de extinción, contando las vegetales. Rivas dijo que el encuentro del Gato de los Pajonales es una gran noticia.

Vía | La Segunda

Comentarios

2 comentarios
  • Àlex

    ¡Hola!
    Me parece un fantástico descubrimiento, después de 10 largos años desaparecido este pequeño felino, me alegra que estos gatos todavía no hayan entrado en la lista de los animales extinguidos.
    Ahora las autoridades pueden ir recuperando los ejemplares y criarlos en cautividad temporalmente y más tarde dejarlos en libertad para poder recapacitar la pequeña población de estos pequeños felinos.

    Saludos.

  • Hola Alex.
    Es interesante tu opinión sobre la cría temporal en cautiverio. Las autoridades chilenas decidieron la rápida liberación del ejemplar en un lugar diferente al del hallazgo; supongo que el motivo debe ser porque consideran que en su nuevo hogar el colocolo tendrá mas posibilidades de supervivencia.

    Muchas gracias por tu aporte.

    ¡Saludos!

Enlaces y trackbacks

  1. El esfinge, un gato sin pelo 6 diciembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *