20 septiembre 2009 Medio Ambiente, Paraiso Natural

glaciar

Ante todo, veamos que es un glaciar. Un glaciar, es simplemente un río de agua sólida, una enorme masa de hielo y nieve que, como los ríos comunes se desplazan continuamente. Claro que el desplazamiento de los glaciares no se advierte a simple vista como en el caso de los ríos, pero sus movimientos han sido estudiados y pueden medirse con exactitud. En general puede decirse que el desplazamiento es más o menos veloz según la pendiente y el volumen del glaciar. En los Alpes, por ejemplo, hay glaciares que avanzan unos centímetros por día.

La formación de los glaciares es semejante a la de los ríos y también lo son sus partes principales. La diferencia reside en el estado del agua, en los ríos es líquida y en los glaciares es sólida.

En las altas cumbres o en las regiones cercanas a los polos, la nieve caída no se derrite nunca porque tanto en invierno como en verano las temperaturas son muy bajas. Por eso se llaman regiones de nieves eternas. Esa parte superior se llama ventisquero o zona de alimentación, ya que allí cae nieve permanentemente. La nieve está formada por cristales sueltos, lo que le da su característico aspecto esponjoso, y por eso es liviana. Para que la nieve se transforme en hielo, que es un bloque compacto y sin huecos intermedios, debe expulsar el aire existente entre sus cristales y ello ocurre en la primavera y el verano.

Las zonas externas que reciben mayor calor se van derritiendo parcialmente y van llenando los espacios de aire. El agua, ya en su interior se vuelve a congelar y une los cristales de nieve, que forman gránulos más pesados. Estos se adhieren y forman una masa de nieve compacta y densa que, al caer nuevas nevadas, se comprime y transforma hasta constituir una masa más compacta llamada neviza que se va deslizando hacia los valles. La neviza adquiere mayor transparencia al perder el aire que aún quedaba interpuesto y forma un hielo esponjoso y cristalino llamado geloide, que finalmente da origen al hielo del glaciar, que es una masa cristalina y de hermosa tonalidad.

La parte superior del glaciar, llamada lengua, al penetrar en su avance en las regiones cálidas se funde lentamente, muchas veces, a la formación de grandes lagos y ríos muy torrentosos. Estas zonas se llaman de ablación.

Fuente | Revista Muy Interesante

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Retroceso de los glaciares 26 abril 2010
  2. Retroceso de los glaciares 26 abril 2010
  3. ¿Pintar las montañas puede restablecer un glaciar? 26 julio 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *