18 septiembre 2016 Curiosidades

Pez

Ya sabemos que nuestras mascotas valen más que cualquier billete grande, y que en ocasiones tenemos que hacer lo que haga falta con el fin de que no mueran. Sin embargo, existen casos que, de verdad, merecen una medalla. ¿Qué haríais si vuestro pez se está muriendo? Es evidente que realizaríais los procedimientos base con el fin de intentar curarlo. Incluso llevándolo al veterinario. Pero está claro que no estaríais dispuestos a invertir 500 dólares con el fin de que lo curasen por completo. O, al menos, eso no lo haría la mayoría de la gente.

Centrémonos en el caso de Emma, una australiana que compró su pez por solo 12 dólares cuando tenía 21 años. Lo que no sabía es que tendría que acudir al veterinario al ver que la mascota se estaba atragantando. Y para salvarle la vida tampoco dudó en poner en marcha todos los recursos que fueran necesarios.

La veterinaria se puso en marcha y echó anestésico en el agua con el fin de que el pez se quedara dormido, procediendo a extraer la piedra que tenía en la boca utilizando un utensilio. La operación fue exitosa, pero Emma tuvo que pagar 100 dólares por la consulta de emergencia, 400 dólares por la anestesia y el hotel en el que se vió obligada a pasar la noche. Más de 500 dólares. Está claro que el pez era muy querido por la dueña.

Por supuesto, la mascota se ha recuperado por completo y sigue nadando. Aunque no hay duda de que a partir de ahora tendrá que tener más cuidado a la hora de comer piedras. No sería plato de buen gusto que siguiera dando este tipo de problemas.

Tenemos un caso más de que la vida de una mascota no vale dinero y, si hay que gastar 500 dólares con el fin de que no muera, se gasta. Sin duda, todo un ejemplo.

Vía | The Courier Mail
Foto | FlickR – Jeff Kubina

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *