9 diciembre 2015 Salvajes

Ballena

Sabemos que las ballenas son relativamente fáciles de ver. De hecho, existen una gran cantidad de registros gráficos y sonoros que permiten hacernos una idea de cómo son y, sobre todo, de su comportamiento. Sin embargo, hay una especie de la que no conocemos muchos datos. Se trata de la Omura (Balaenoptera omurai), la cual podría ser calificada como de extremadamente extraña. De hecho, se creía que se había extinguido.

Fue en 2003 cuando la especie se identificaba mínimamente. En aquél entonces se descubrían restos de cuerpos muertos que pudieron ser analizados, recibiendo el nombre de Rorcual de Omura. Los datos eran tan escuetos que enseguida se calificó este tipo de ballena como extinto. Sin embargo, recientemente han podido ser grabadas en vídeo.


Los rorcuales son una familia de cetáceos, aunque la Omura tiene varias particularidades. Para empezar, cuando es adulta puede llegar a alcanzar los 12 metros de longitud. Los ejemplares son solitarios y poco sociables. Aunque existen desde hace aproximadamente 50 millones de años, lo cierto es que ha habido que esperar hasta 2015 para ver uno vivo. Es necesario tener en cuenta que ya se habían registrado varios avistamientos, aunque los mismos no se pudieron documentar en vídeo.

Por otra parte, tenemos que mencionar que las Omura tienen el cuerpo alargado y el lado izquierdo más oscuro que el derecho. Además, toda su estructura está cubierta de rayas con distintas tonalidades, entre la aleta pectoral y el ojo derecho. Incluso se puede calificar esta zona como una gran huella dactilar que permite identificar individualmente a cada uno de los ejemplares. Eso, claro, si se les pudiera ver más frecuentemente.

Las Omura salen a la superficie únicamente durante unos segundos, escondiendo la cola cuando se zambullen y no mostrando la cabeza y la aleta dorsal al mismo tiempo. Son tan tímidas que no se muestran al exterior. Los registros indican la identificación de aproximadamente 25 individuos cerca de Madagascar. Sin embargo, grabarlas en vídeo es bastante complicado.

Por el momento, aunque el primer clip ya existe (lo tenéis arriba), los científicos se están preguntando cómo lograrán estudiar a esta especie de ballena. Tan tímida que apenas se la ve. Tanto dentro como fuera del agua.

Vía | Whale Facts | People’s Daily
Foto | Wikimedia Commons – Wanetta Ayers

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *