15 septiembre 2009 Curiosidades, Noticias, Salvajes

Toro de la Vega

Ahora que ya se acaba el verano y con él las fiestas de los pueblos de España es hora de analizar críticamente lo que unos llaman tradición y cultura y otros simplmente llamamos salvajadas anticuadas.

Según un informe del Ministerio de Interior el año pasado, 13.349 toros y novillos murieron en las 3.295 celebraciones taurinas (corridas, festejos, festivales) que se llevaron a cabo en los pueblos. Son 1.182 muertes más que en 2007 y sale a una media de 36 toros fallecidos al día.

Y no sólo son los toros los animales usados como diversión en esos días de fiesta y alegría de los pueblos, otros animales también sufren vejaciones y maltratos. Según la Asociación Nacional para la Protección y el Bienestar de los Animales (ANPBA), 60.000 animales al año son maltratados. Mi pregunta viendo esto es: ¿qué siente la gente que participa en las torturas de éstos animales? ? ¿Es algún tipo de residuo primitivo que algunos de los seres humanos retienen de nuestros antepasados primitivos? La verdad es que yo no consigo verle la gracia a que un animal sea protagonista de un crimen bajo la atenta mirada de todo un pueblo morboso.

Al menos la presencia de manifestaciones antitaurinas o simplemente grupos ecologistas/defensores de animales en los pueblos o en los medios de comunicación durante años han conseguido que muchas de estas fiestas típicas hayan dado paso a cosas mejores. Un gran ejemplo es el pueblo de Manganeses de la Polvorosa (Zamora), que desde el año 2000 ya no arroja una cabra desde el campanario. Al menos de carne y hueso. Ahora lanzan una de cartón. Esto para muchos es perder la esencia de la fiesta porque la cabra ya no es real, yo siempre digo lo mismo ‘ponte tú en la situación de esa cabra que por ‘fortuna’ ha sido elegida la reina de las fiestas y debe aguantar que la saquen del corral, la lleven hasta el campanario, oiga el ensordecedor ruido de la gente aclamando que la tiren y luego sin previo aviso caer al vacío’. A más de uno se le iban a quitar las ganas de ver una cabra en mucho tiempo y menos aún ir a la iglesia de su pueblo.

Pero aún quedan sitios donde se resisten a tener una mentalidad más civilizada y acorde con los tiempos en los que vivimos. El caso más claro es la famosa fiesta de ‘El Toro de la Vega’. En esta tradición del siglo XV, el toro es perseguido en la vega del río Duero por 300 caballistas, la mitad con lanzas, y otra veintena de personas que tienen que matarlo. Hasta hace unos años, el que derribaba al animal se llevaba de premio los testículos, así pensaban que demostraban la virilidad debe ser. La cuestión es que es un acto macabro y cruel contra un animal que no se puede defender, él solo puede huir mientras unos tipos comodamente a caballo le van pinchando hasta que uno consigue matarlo. Si el toro consigue pasar una línea se le indultará y no morirá, pero las casualidades de la vida han hecho que los toros núnca lleguen a esa línea y mueran en el recorrido. Y lo peor de todo, es una fiesta considerada de Interés Turístico Nacional. ¡Dónde vamos a parar!

Luego nos hartamos de ver en los medios que si este año ha sido el más ‘sangriento’ porque han muerto 8 mozos en las fiestas taurinas. Claro que muera una persona que disfruta con esas salvajadas y que juega así con su vida también nos tiene que dar pena pero que mueran 36 toros al día de formas vegativas y crueles es lo más normal del mundo hoy en día. A ver si tenemos un poco de cabeza y cambiamos ya la mentalidad de nuestra sociedad que seguimos a la cola del mundo para muchas cosas.

Y ya para acabar, desde aquí ánimo a todos los lectores con conciencia y con algún tipo de sentimiento por los animales a que reflexione sobre las fiestas de sus pueblos si es que tienen festejos con animales y recapaciten si les gustaver ese tipo de ‘diversión’. Y ya de paso, aunque ‘El Toro de la Vega’ ya ha sido condenado esta misma mañana, invito a quien quiera que envie un e-mail a el Consistorio de Tordesillas (Valladolid) dejando su opinión sobre esta tradición: ayto.tordesillas@dip-valladolid.es

Más Información | Estadísticas Taurinas temporada 2008

Comentarios

3 comentarios
  • No puedo estar más de acuerdo contigo 😉

  • Rebeca, estoy totalmente de acuerdo contigo. Tus palabras son tan contundentes que es difícil agregar algo más. Barbarie, tortura, crueldad son algunos de los numerosos calificativos que se me ocurren casi sin pensar. Cuando un “diestro” es herido de muerte por el toro me da la misma pena que cuando veo una foto de un toro tirado en la arena, con sus ojos suplicantes semiabiertos y rodeado de un gran charco de sangre. La misma pena, ni más ni menos. Por lo menos el hombre sabía lo que hacía y tuvo la oportunidad de elegir.

    Soñar no cuesta nada: tal vez nuestra generación asista a la muerte definitiva de los festejos taurinos. Tal vez algún día las multitudes silenciosas, aquellas que no asisten a estas reuniones salvajes, puedan ser escuchadas.

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 15 septiembre 2009
  2. Facultad de Ciencias Biológicas contra los festejos taurinos 20 abril 2010
  3. Prohiben las corridas de toros en Cataluña 3 agosto 2010
  4. PETA condecorará a una activista por consolar a un toro 9 septiembre 2015
  5. Toro de la Vega: prohíben su asesinato ante los espectadores 25 mayo 2016

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *