15 noviembre 2016 Peligro de extinción, Salvajes

conejo

Aunque en muchas ocasiones se obvie, uno de los pilares fundamentales para garantizar la supervivencia del lince ibérico es el estado de conservación de sus presas, entre ellas el conejo. Estos roedores son fundamentales para los linces ya que constituyen el pilar de su alimentación y a pesar de que históricamente los conejos han sido muy abundantes, distintas enfermedades han ido mermando sus poblaciones de forma drástica a lo largo de los años.

La mixomatosis y las hemorragia vírica han hecho mella en estos roedores que no terminan de recuperarse del impacto de estas enfermedades. Pero desde 2011 una variante del DHV está causando la muerte a un ritmo del 20% anual en las poblaciones de conejos de la Península Ibérica. El problema de esta enfermedad que a diferencia de la cepa anterior, también afecta a las crías recién nacidas, lo que impide que los conejos puedan estabilizar sus núcleos poblacionales. Un impacto que sus depredadores comienzan a notar.

Según una investigación desarrollada a través del Centro de Investigación, Biodiversidad y Recursos Genéticos (CIBIO) de la Universidad de Oporto, la reducción de los conejos incrementa el factor de riesgo para la conservación del lince ibérico y del águila imperial, dos especies únicas de la Península Ibérica. Pedro Monterroso, director de las investigaciones de este proyecto, ha explicado que “en el caso del lince ibérico y del águila imperial ante la ausencia de alimento, estas especies van a reducir gastos de energía en funciones no vitales como la reproducción”.

La supervivencia del conejo y la estabilidad de sus poblaciones es un factor necesario para garantizar la recuperación del lince ibérico, pero también el de otras especies depredadoras que basan su alimentación en ellos. El virus DHV empezó a causar estragos en España en el año 2011 y un año después afectó también al conejo silvestre luso y desde entonces sigue causando estragos.

Fuente | 20 Minutos
Fotografía | Wikimedia Commons

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *