Faunatura » Medio Ambiente » Contaminación térmica

Contaminación térmica

1 agosto 2010

Contaminación térmica

¿Alguna vez nos hemos parado a pensar cómo afecta la contaminación térmica a nuestro alrededor? Pero, ¿realmente sabemos qué es?

Como idea general, la contaminación térmica se produce cuando la temperatura ambiente es modificada por la actividad humana. Así, los dos principales causantes de esta clase de contaminación son las centrales termoeléctricas o las nucleares.

En estas instalaciones, su funcionamiento consiste en que el combustible se transforma en calor para producir energía. Pero, su baja eficiencia provoca la expulsión al exterior de grandes cantidades de calor. Aún así, se utilizan volúmenes importantes de agua para enfriar, situando estas centrales en lugares cercanos a lagos o grandes ríos como también lugares costeros.

Debido a estas centrales, los sistemas acuáticos son los más susceptibles a la alteración de uno o dos grados centígrados. Este suceso modifica el sistema reproductivo de los animales de sangre fría, pero favoreciendo la actividad bacteriana y de parásitos, principales causantes de enfermedades.

Además, el aumento de calor acelera la actividad metabólica provocando que los organismos afectados consuman más alimentos en menos tiempo y reducen los recursos de su entorno, con la consecuente disminución de las poblaciones.

Otro efecto negativo es las migraciones animales. La fauna que no aguanta los nuevos cambios climáticos migra hacia otros lugares más templados. Al final esto provoca una pérdida de biodiversidad de la región.

Y por parte de la vegetación, el aumento de temperatura contribuye a la erosión del suelo y el enturbiamiento de las aguas.

Pero el medio acuático no es el único afectado. Las concentraciones urbanas generan un efecto, conocido como “islas de calor”, donde se registran unas temperaturas mayores que a sus alrededores.

Asimismo, la actividad industrial, juntamente con su emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera, provoca el aumento de las temperaturas globales, y con ello, un cambio climático.

La contaminación térmica es silenciosa, pero con unos efectos enormes. Es por todo ello, que la apuesta esta en utilizar todos nosotros energía ecológica, que sea el máximo de respetuosa con nuestro medio ambiente.

Vía | www.faunatura.com

Tags: ,
Artículos recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Enlaces a esta entrada

  1. Bitacoras.com 1 agosto 2010
  2. Plástico biodegradable 15 enero 2011

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información