25 febrero 2017 Cuidados

Como llevarlo al veterinario de manera segura

A lo largo de unos artículos te brindaremos algunos consejos prácticos para que puedas llevar a tu gato en su transportín de forma cómoda y segura.

Puede suceder que muchos gatitos tengan malos recuerdo de cuando fueron llevados al transportín pero es importante que se acostumbren a ser trasladados en él para llevarlos al veterinario o para transportarlos por sitios públicos. El transportín es uno de los elementos que tenemos que adquirir, lo mismo que su bebedero, comedero, sus juguetes y su caja para necesidades.

No es bueno que llevemos al gato en brazos cuando salimos de nuestra vivienda, ni siquiera si vamos a viajar en el coche. Si el gato se asusta podrá intentar huir del coche o saltar de los brazos generando que ocasiones un accidente o que se terminan escapando.

Además, el uso del trasportín se relaciona al bienestar y a la salud de nuestra mascota. Es un elemento que tendremos que usar en cada visita al veterinario.

Actualmente en las tiendas especializadas encontraremos una gran variedad de modelos, para elegir el adecuado se tendrá que pensar en algunos aspectos como su material.

No es bueno que llevemos al gato en brazos cuando salimos de nuestra vivienda, ni siquiera si vamos a viajar en el coche.

El transportín de nuestro gato tendrá que ser fácil de limpiar, así llegaremos a eliminar los olores desagradables. Cuando nuestro gatos siente miedo eliminará feromonas de alarma, si sucede dentro del transportín la sustancia será un mensaje olfativo de peligro cada vez que ingrese. Los más higiénicos son los de plástico o los que tienen un revestimiento plástico, son los de limpieza fácil y profunda. Los de cartón o los de mimbre son más difíciles de higienizar.

Los modelos más rígidos son mejores que los modelos blandos ya que protegerán mejor a la mascota asegurando su estabilidad. Si el modelo cuenta con una base acolchada mejor aún.

Con respecto a la forma consideramos que los ideales son los que tienen una parte superior que se pueda desmontar, estos modelos brindarán la posibilidad de explorar al gato sin que tenga que ser sacado de su espacio seguro, un buen punto si el gato le tiene miedo al veterinario o para los gatitos que tienen problemas de dolor o movilidad.

Vía | Fundacion affinity
Foto | Pixabay – Pexel

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *