24 julio 2009 Curiosidades, Paleontología

panspermia

Son muchas las teorías científicas que, a lo largo de la historia han tratado de explicar el origen de la vida en la Tierra. Ya Aristóteles (384 – 322 aC), en la antigua Grecia, propuso una hipótesis: que la vida surgió por generación espontánea. Esta idea sería rebatida por los experimentos científicos de Louis Pasteur (1822 – 1895).

Luego de esta idea, se profundizó en los conocimientos sobre las condiciones iniciales en la Tierra para poder explicar el origen de la vida. Por ejemplo, sobre la acción de la luz solar y el comportamiento de los minerales primitivos. Al mismo tiempo, otros autores atribuyen a la vida un origen extraplanterario. Lo cierto es que las primeras formas de vida que conocemos (organismos unicelulares procariotas) aparecieron hace unos 3.800 millones de años y las plantas y animales más complejos comenzaron a evolucionar unos 3.000 millones de años más tarde.

Teoría de la sopa primordial
Según propuso a comienzos del siglo XX Alexander Oparin (1894 – 1980), los compuestos orgánicos (aminoácidos y ácido ribonucleico) habrían surgido de la mezcla de las moléculas presentes en la atmósfera primitiva, sin oxigeno y a través de la acción de la luz solar.

Teoría del Mundo de Hierro – Sulfuro
En 1988, Gunter Wächtershäuser sugirió que la irita pudo haber actuado como catalizador para la química de las células vivas. Esto, porque muchas moléculas orgánicas tienen la propiedad de adherirse a este mineral por lo que pudieron agruparse en colonias y llevar a cabo reacciones de tipo fotosintéticas.

Teoría de la arcilla
Propuesta por Alexander Graham Cairos – Smith en el año 1985. Se basa en la capacidad que tienen los cristales de arcilla de crecer y replicarse. Esto podría haber facilitado que ésta se uniera a moléculas simples de ácido ribonucleico y otras sustancias orgánicas.

La Panspermia
Este concepto abarca diferentes teorías que consideran que la semilla de la vida llegó a nuestro planeta desde el cosmos. Se apoya en la comprobación de que ciertas bacterias y líquenes podrían viajar por el espacio y colonizar otros planetas y de la misma manera organismos presentes en el polvo interestelar de cometas o asteroides podrían haber llegado acá. El primero en postular esta propuesta fue el filósofo griego Anaxágoras y el término fue acuñado por Hermann Ritcher en 1865.

Fuente | Todo sobre nuestro planeta de Chistopher Lloyd

También te puede interesar

Comentarios