9 junio 2017 Domésticos

Enfermedades que afectan a los perros

Existen diferentes causas que podrían provocar la cojera en los perros jóvenes. El día de hoy hablaremos de este tema tan importante.

Dentro de las causas que provocan la cojera pueden ser muchas, en primer lugar deberemos diferenciar este problema de otros como la debilidad o la incoordinación de los movimientos. En muchas ocasiones se vincula con problemas de crecimiento o desequilibrios alimentarios.

Comenzaremos hablando de la panosteitis canina. Una enfermedad inflamatoria que se genera en algunos huesos. Dentro de los huesos más afectados se encuentra el húmero. Afecta con mayor frecuencia a los perros jóvenes de razas más grandes y también a las razas gigantes.

Una enfermedad inflamatoria que se genera en algunos huesos.

Entre los síntomas más importantes encontramos la debilidad y la cojera que podrá ir cambiando de extremidad. La enfermedad se puede diagnosticar por una radiografía, en la que se podrán ver las áreas más blancas o radiodensas den interior del hueso.

En el tratamiento será el veterinario que se encargue de suministrar antiinflamatorios.

Otra causa de la cojera en perros jóvenes es la Osteocondritis dissecans en el húmero. Se trata de una fisura en el cartílago articular de forma de colgajo que genera que el líquido sinovial quede en contacto directo con el hueso generando inflamación, dolor y cojera. Afecta, principalmente, a los animales más jóvenes, de 5 a 18 meses de edad. Se puede dar en el codo, rodilla, hombro, tarso y carpo.

Dentro de los síntomas más frecuentes encontramos cojera que empeora cuando el perro realiza ejercicio o crepitaciones de la articulación. Se diagnostica mediante una radiografía. En general el tratamiento suele ser quirúrgico, además del uso de antiinflamatorio y condroprotectores.

Y, por último, nos referiremos a la displasia de cadera. Un desarrollo anormal de la cadera en donde la articulación no estará estable, generando inflamación, artrosis y dolor. Afecta especialmente a los perros de gran tamaño, y en algunas razas como el Pastor Alemán.

Entre los síntomas vemos una cojera leve y distintas alteraciones en la forma de caminar y sentarse. Con el paso del tiempo el problema puede empeorar, generando que el perro no pueda levantarse fácilmente.

En un próximo artículo seguiremos hablando de las diferentes enfermedades que pueden provocar cojera en los perros jóvenes.

Vía | Ortocanis
Foto | Pixabay – Coco parisiene

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *