3 octubre 2008 Medio Ambiente, Noticias

atascobcn.jpg

A pesar de que es bien conocido por todos que la mejor herramienta contra la contaminación atmosférica es no usar tantos vehículos privados, un estudio refleja que si reducimos la velocidad de nuestro coche también reduciremos las emisiones de gases contaminantes.

Según un estudio de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC), la limitación a 80 km/h de la velocidad en los accesos a Barcelona ha permitido reducir la contaminación del aire entre un 3,5 y un 4% en el primer semestre del año.

El estudio, encargado por el departamento de Medi Ambient de la Generalitat, ofrece un balance preliminar positivo de esta medida, incluida en el plan de actuación para la mejora de la calidad del aire elaborado por el gobierno catalán y que fue muy criticado desde algunos sectores como el RACC.

A pesar de todo, Medio Ambiente ha admitido que la reducción de contaminación que se ha logrado es inferior a las previsiones iniciales.

En su momento se estimó que las emisiones de óxidos de nitrógeno y de partículas sería de un 20%. Según el estudio, la reducción de óxidos de nitrógeno ha sido de entre un 5 y un 7% de media, mientras que las partículas han disminuido en entre un 2 y un 4%.

El estudio de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC), que ha utilizado para realizar los cálculos la potencia del supercomputador MareNostrum, asegura además que si continúa la tendencia detectada, se ahorrarán además 93.400 toneladas de CO2 anuales, unas 30.000 toneladas de combustible y cerca de 44,5 millones de euros anuales.

Esta reducción de CO2 es comparable a que unos 20.200 vehículos diarios dejen de circular por las vías rápidas donde se ha aplicado la limitación. anuales, unas 30.000 toneladas de combustible y cerca de 44,5 millones de euros anuales.

Con estos datos en la mano, Medi Ambient ha recordado que el 1 de enero de 2009 se pondrá en marcha la segunda fase del plan de mejora de la calidad del aire, que prevé implementar una velocidad variable en una zona más amplia de Catalunya, denominada zona 2.

Esta zona está integrada por cuarenta municipios, en los que se colocarán paneles luminosos que indicaran a qué velocidad se deberá circular en cada momento en función de parámetros como la seguridad o la congestión del tráfico.

Vía | LaVanguardia.es

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *