18 octubre 2011 Medio Ambiente, Noticias, Paraiso Natural

El Cachucho ha sido declarado Área Marina Protegida

El Cachucho es una gran montaña submarina, con 4.500 metros de altitud, refugio de infinidad de especies y localizada a 65 kilómetros de la costa asturiana. El 17 de octubre de 2011, la Conferencia Sectorial de Pesca, reunida en el Ministerio de Medio Ambiente Rural y Marino, dio luz verde a un proyecto de real decreto que contempla la declaración de la zona como Área Marina Protegida. Se convierte, de esta manera, en la primera reserva española de carácter totalmente marino.

En 1948, el francés Edouard Le Danois publicó un libro, que contenía unas primeras descripciones de esta montaña submarina y de algunas de las especies que la habitan. No obstante, muchos años antes, el caladero ya era conocido por los pescadores asturianos, que bautizaron la zona como El Cachucho en honor a ese pez (la palometa roja), habitual en el lugar.

La gran altura de este desnivel submarino, cuya base se encuentra en la llanura abisal del Golfo de Vizcaya, lo convierten en una de las mayores pendientes del planeta y un excelente refugio para más de 550 especies marinas diferentes.

Al área de El Cachucho, también denominado Banco Le Danois, se le ha considerado un punto caliente de biodiversidad. Las diferentes campañas de investigación, realizadas por el Instituto Geográfico Nacional, han logrado catalogar, incluso, algunas especies inéditas hasta el momento.

El secreto de la riqueza faunística del Banco Le Danois estriba en el carácter rocoso de la estructura de la montaña submarina. Este hecho beneficia el asentamiento de organismos como corales, esponjas o gorgonias. Se cree que existen importantes bancos de coral, aunque se desconoce la profundidad a la que se encuentran.

El Cachucho ha sido escenario de capturas accidentales de calamares gigantes. Sólo en otro caladero de Nueva Zelanda se han hallado criaturas semejantes a las encontradas en esta zona del Mar Cantábrico. Algunos ejemplares sobrepasan los 12 metros de longitud y los 500 kilogramos de peso. Igualmente, se han interceptado esponjas de hasta 15 kilogramos de peso.

El Cachucho es hábitat esencial para una serie de especies con gran interés pesquero, como la locha, el lirio y el cabracho de profundidad. La poca presión pesquera y las corrientes de la zona facilitan el transporte de los huevos y las larvas hacia lugares idóneos para la reproducción. Todos estos elementos favorecen la presencia en el caladero de peces, catalogados como vulnerables por los convenios internacionales.

Una de las especies presentes en El Cachucho es el Reloj Anaranjado, un pez que puede vivir más de 100 años y cuya madurez reproductiva no llega hasta cumplidos los 25.

Con la declaración de Área Marina Protegida para El Cachucho, se da un gran paso en la conservación y explotación racional de este paraíso submarino, que algunos han etiquetado como reserva pesquera inagotable. Se pretende, también, que el banco sea declarado Zona Especial de Conservación de la Red Natura 2.000.

Vía | El País
Foto | Flickr-Mattk1979

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 19 octubre 2011
  2. El peligro del Pez Diablo 27 diciembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *