23 agosto 2009 Bioficha, Curiosidades, Paraiso Natural, Salvajes

albatros

Entre los animales viajeros (que son muchos) se destaca el albatros errante (Diomedea exulans), que es el ave voladora más grande del mundo. La mayor parte de su vida trascurre en vuelo, yendo de un lado a otro, sobre las frías aguas de los océanos antárticos. El albatros ceja negra, por su parte, es más chico en tamaño que el errante, también es un gran volador y un viajero realmente incansable.

El albatros cuenta con la capacidad de dormir flotando en el mar, del que obtiene agua para beber y alimento que captura con su fuerte pico: plancton, crustáceos y peces que nadan en la superficie.

Las alas de los albatros son perfectas para el vuelo, y les permiten planear aprovechando las corrientes de aire para ahorrar esfuerzo y lograr altura. Se elevan contra el viento, giran, bajan a toda velocidad, planeas sobre el mar y vuelven a subir.

Los albatros errantes pasas casi toda su vida viajando alrededor de la Antartida. Vuelan siguiendo la dirección de las corrientes marinas y cada dos años regresan a la misma isla para tener cría. Los jóvenes albatros pasan volando los primeros diez años de su vida.

Características del albatros errante:

  • Mide más de 3.5 metros de punta a otra de las alas (envergadura).
  • El plumaje es impermeable y denso.
  • Unas glándulas extraen el exceso de sal de su cuerpo.
  • Su robusto pico está formado por varias placas
  • Se han registrado vuelos de albatros a lo largo de 6.400 Km. en sólo 4 semanas.
  • Fuente | Revista Genios

    Comentarios

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *