29 octubre 2009 Curiosidades, Medio Ambiente

aguas subterraneas

Llamamos hidrosfera a todas las partes de la esfera terrestre donde hay agua. Aquí se incluye el agua subterránea que corre por la corteza de la Tierra, que es la capa sólida exterior que envuelve todo el Planeta, incuso el lecho de los océanos. Esta corteza se compone de muchas rocas distintas, unas porosas, por las que se infiltra el agua, y otras impermeables.

La mayor parte de las aguas subterráneas se infiltran por el subsuelo después de haber caído en forma de lluvia. En el caso de las zonas urbanas, ésta desagua en el alcantarillado, pero en el campo, que no hay más alcantarillado que el terreno mismo, parte del agua de lluvia corre por la superficie, sobre todo si la capa superior es de roca, siguiendo las grietas y surcos naturales, los cuales, con la erosión se van agrandando. Cuando rejuntan varios de estos canales se forma un arroyo de montaña y cuando varios arroyos se unen se forma un río.

Pero la mayoría de las veces el agua se infiltra por rocas o suelos porosos, hasta que llega a una capa de roca impermeable, la erosión forma entonces grandes lagos subterráneos, cavernas o incluso ríos. La piedra caliza no es soluble en agua pura, pero el agua de lluvia lleva bióxido de carbono absorbido de la atmosfera. Por lo tanto, el agua subterránea se convierte en una disolución acuosa de acido carbónico que reacciona ante la roca caliza (formada en su mayor parte por carbonato de calcio insoluble) convirtiéndose en bicarbonato de calcio, muy soluble; así la roca va poco a poco a poco erosionándose. Un resultado de esta reacción es la formación de estalactitas y estalagmitas en las cuevas.

Las capas de roca porosa, llamadas acuíferas, a menudo actúan como gigantescas redes de cañerías por las que corre el agua. El nivel natural de las aguas subterráneas se llama manto o capa freática, pero no siempre está por debajo del nivel del suelo; lo que sucede es que no puede aflorar, por estar la superficie cubierta por roca impermeable. Si se hace un agujero que traspase esta roca, el agua sale disparada a presión. Este agujero se llama pozo artesiano. Algunas grandes ciudades se abastecen así de agua, porque este tipo de pozo casi nunca se secan.

Siempre se encuentra agua a cierta profundidad. Cuando el manto freático está a ras de la superficie del suelo, se forman terrenos pantanosos o ciénagas, pero cuando el suelo se hunde más abajo del manto freático, se forma un lago natural. Bajo los desiertos más tórridos y secos a veces no hay manto freático, pues estaría a tanta profundidad que el agua herviría. Pero en las tierras templadas como Gran Bretaña, casi siempre se puede abrir un pozo que surta de agua; de hecho, hace siglos, éste era casi el único medio de obtener agua. La mayoría de los pozos no son artesianos, sino que hay que sacar el agua con una polea y un cubo.

Fuente | Agua – Ciencia Visión

Comentarios

1 comentario

Enlaces y trackbacks

  1. Mini guía para los más pequeños 6 noviembre 2009
  2. El viaje de las raíces 9 noviembre 2009
  3. Aguas subterráneas (II) 12 noviembre 2009
  4. Los ríos 17 noviembre 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *