Faunatura » Curiosidades » El agua y la corrosión

El agua y la corrosión

18 diciembre 2009

corrosion

Cuando nos ensuciamos se produce un cambio en nuestro cuerpo que se corrige cuando nos bañamos. Pero existe otra clase de cambio, que se encuentra relacionado con una reacción química, que forma un compuesto distinto, generalmente indeseable. Esta reacción se denomina corrosión y el agua desempeña un papel decisivo en su desencadenamiento.

Ya sabemos que el agua es el principal responsable de la corrupción de la madera, pero no es precisamente una corrosión. La corrosión suele atacar a los metales, aunque hay algunos, los llamados preciosos, como el oro, el platino y el iridio que son totalmente inmunes al agua.

Uno de los metales más afectados, por la corrosión y uno de los más baratos y útiles en la construcción es el hierro. El agua también corroe el llamado acero dulce, el más barato de los aceros, en cambio otro, como el inoxidable, no se corroen. En la época de nuestros abuelos había que estar continuamente puliendo los cuchillos con asieron para quitarles el oxido. Hoy en día se pueden lavar miles de veces los cuchillos de acero inoxidable y dejarlos Scar sin que quede rastro alguno de corrosión.

La corrosión más común del hierro y del acero se llama oxidación que se presenta siempre que un objeto de estos metales entra en contacto con el agua y el oxigeno. Así todas las aguas contienen algo de re, que a su vez contiene oxígeno, de modo que el metal se ve afectado, aunque esté completamente sumergido en agua. Pero lo que hace falta para que la corrosión sea rápida es mucho oxigeno y poco agua y esto es lo que sucede cuando se deja un objeto al exterior en un clima húmedo. También la niebla y la bruma causan una oxidación muy rápida. En general, la oxidaron consiste en la mezcla de átomos de hierro con átomos de oxigeno, con lo que forma un oxido

El oxido más común es un compuesto rojizo llamado oído de hierro o férrico. Éste se encuentra también en estado natural en la corteza terrestre y se llama hematita, una forma de mineral de hierro o arrabio. La oxidación o unión o arrabio, es básicamente muy parecida a la combustión. De hecho, cundo algo se oxida, genera calor, pero lentamente.

Se pueden realizar experimentos simples para ver cómo y cuándo se corroe el hierro. Se coloca un clavo o virutas de hierro en un tubo de ensayo con agua, pues con ésta se oxida más de prisa. Pero si se pone en el tubo sin agua y con cloruro de calcio para que absorba la humedad, no se oxida nunca, y se cubre del todo con agua y se hierve despacio para expulsar el aire y luego se hecha una gota de aceite para impedir que vuelva a entrar, el metal tampoco se oxida nunca, porque para que haya oxidación tiene que haber oxigeno libre y el único oxigeno que contiene el agua hervida está combinado con hidrogeno.

Fuente | El Agua – Ciencia Visión

Tags: , , ,
Artículos recomendados


8 comentarios en el artículo

  1. rashelle

    me gusto mucho el artuculo me ayudo a haser mi proyecto de quimica:)

  2. Leticia

    Hola Rashelle, me alegro que te sirviera los datos. Muchos exitos
    Leticia

  3. pastrana monica

    esta informacion me sirvio de mucho y asi pude terminar rapido mi tarea gracias por todo…:)

  4. Nataly

    Me gusta la información es clara y buena.

  5. Nataly

    me gusta la info clara y buena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Enlaces a esta entrada

  1. Bitacoras.com 18 diciembre 2009
  2. El agua y la corrosión (II) 22 diciembre 2009
  3. El agua y la corrosión (II) 22 diciembre 2009

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información