7 octubre 2014 Salvajes

abubilla

La abubilla (Upupa epops) es un pájaro muy singular, no solo por su aspecto o por la creencia popular de su mal olor (algo que desmentiremos en un futuro post) , también por otras costumbres como la que ha sido recientemente descubierta por investigadores del CSIC y de la Universidad de Granada. Al parecer, la hembra de abubilla cubre sus huevos con una película de grasa cargada de bacterias que protegen de infecciones a los embriones dentro de los huevos.

Este tipo de comportamiento sería único de esta especie, ya que por el momento no se ha encontrado ninguna otra ave que haga algo similar. La grasa segregada por la abubilla es absorbida y y almacenada en una estructura específica de la cáscara, que impide que puedan infiltrarse patógenos dentro del huevo y que por tanto, aumenta las posibilidades de que el polluelo complete su desarrollo y salga con vida del cascarón.

Esto fue comprobado mediante un estudio en el que se compararon distintas nidadas de abubilla. A unas se les permitió impregnar a los huevos con dicha sustancia, mientras que a otra parte no. Cuando las puestas fueron analizadas, se pudo comprobar que aquellas que había sido bañadas en la secreción tenían un número de patógenos sensiblemente menor que las que no, lo que se tradujo además en un mayor número de eclosiones en los huevos protegidos por la sustancia.

El éxito reproductivo de la abubilla parece garantizado por este comportamiento, que establece una relación mutualista entre la abubilla y un tipo de bacterias que les resultan beneficiosas. Por el momento, los científicos siguen investigando cómo obtienen estas bacterias y qué compuestos tienen para que sean capaces de proteger el desarrollo del embrión.

Vía | SEO/Birdlife
Fotografía | jorgerubio.es

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 8 octubre 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *