14 junio 2016 Medio Ambiente

alimoche

El uso de cebos envenenados es una de las mayores causas de mortandad entre los animales salvajes y domésticos de la península. Esta práctica ilegal utilizada por algunos desaprensivos es especialmente perjudicial porque no discrimina a ningún tipo de animal y afecta a especies protegidas y a otras que no lo son de igual manera. En un estudio realizado por WWF y SEO/Birdlife se ha revelado las cifras de animales que han perecido por esta causa a lo largo del periodo sobre el que se ha realizado el estudio.

El informe “El veneno en España (1992-2013)“, realizado con el apoyo de la Fundación Biodiversidad, analiza los efectos del uso ilegal de cebos envenenados y desvela los 8.324 episodios de envenenamiento que se han registrado en el periodo de estudio. Esto ha significado la muerte de 18.503 animales. Sin embargo, las ONG estiman que esta cifra podría llegar a los 185.000, ya que dependiendo de las especies, “entre el 85% y el 97% de los animales envenenados no se encuentran”.

De todos los animales afectados por esta lacra, el que presenta un mayor número de casos corresponde a las aves rapaces, “con un 34%, seguido de mamíferos domésticos (22%), principalmente perros y gatos. El grupo “otras aves” representa el 11% (con especies como abejarucos o cigüeñas). El siguiente grupo son los carnívoros terrestres, con el 9% de los ejemplares, donde destaca el gran número de zorros. Las palomas suponen el 8% de los envenenamientos, los córvidos el 5%, y los mamíferos silvestres (con especies como jabalíes, conejos o libres) representan casi el 3%”, detalla el informe.

A nivel local, la Comunidad Autónoma con mayor número de casos de animales envenenados es Castilla y León, seguida por Castilla-La Mancha y Andalucía donde se concentran el 63% de todos los casos. Las organizaciones denuncian que el uso ilegal de veneno constituye una amenaza muy grave para la biodiversidad española, pero también para la europea, ya que nuestro país alberga entre el 80-90% de las poblaciones europeas de especies como el buitre negro, el buitre leonado y el alimoche”. Por ello, WWF y SEO/BirdLife instan a las administraciones competentes que se comprometan a poner fin a esta lacra aprobando las medidas que sean necesarias para ello.

Fuente | SEO/Birdlife
Fotografía | Jorgerubio.es

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *